Cómo introducir la dieta BARF en la alimentación de un perro

Si ya tienes claros todos los beneficios que aporta la alimentación natural para tu perro o gato. Es el momento de que comiences a ver por ti mismo los cambios a mejor que una dieta barf va a aportar a la vida de tu mejor amigo.

Comenzar a usar la dieta barf supone todo un cambio, no solo de costumbres, sino también de mentalidad. Te contamos cómo hacerlo para que resulte sencillo tanto para ti como para tu perro.

Consejos para introducir la dieta barf

Hay muchas maneras de hacer un cambio de alimentación. Sin embargo, nuestra experiencia ha sido mejor siguiendo ciertas pautas que te contamos a continuación:

  • Haz el cambio de un día para otro. Si tu compañero está sano es mejor cambiar de comida de golpe ya que los piensos para perros se digieren a otro ritmo diferente al de la comida natural. Por lo que mezclarlos puede ocasionar trastornos digestivos. Aunque si tu perro tiene problemas de salud puedes hacer una transición controlada espaciando las comidas. Sin mezclar nunca comida natural con el pienso.
  • Retira el pienso unas 24 horas antes de comenzar. Es recomendable hacerlo para tener un tracto intestinal vacío y que acoja la comida con ganas. Sin embargo, si estamos hablando de un animal convaleciente, mayor o cachorro, entonces no debes aplicar este consejo.
  • Comienza por una carne fácil de digerir. Intenta dar durante el primer mes carne de pollo o pescado blanco para que su estómago se acostumbre poco a poco. Aunque es importante la variedad, comienza a cambiar una vez pasen las primeras semanas.
  • Ten paciencia. No todos los perros aceptan igual un cambio de dieta y como nosotros tienen preferencia por algunas cosas. Si no come a la primera o no sabe cómo hacerlo ayúdale y supervisa cómo lo hace, especialmente cuando coma huesos carnosos las primeras veces.
  • Cocina un poco la carne. Pasar por la plancha o hervir un poco la carne o el pescado (sin huesos ni raspas), hará que desprenda un olor mucho más apetecible para nuestro perro. Además, será más sencilla de digerir.

Perro-comiendo-alimentación-natural-barf

¿Cómo dar dieta barf a perros adultos?

Para comenzar con la alimentación natural BARF con un perro adulto sano, empieza retirando el pienso durante un día y luego ofrece un menú de carne cruda o poco cocinada con frutas y verduras. Recuerda comenzar por fuentes de proteína suaves como el pollo o el pescado.

La introducción de los huesos carnosos crudos, sin embargo, debemos hacerla con cuidado. Ya que es probable que no sepa cómo enfrentarse a ellos. Te recomendamos sujetarlo con la mano las primeras veces para evitar que los trague enteros. Así como comenzar por carcasas de pollo u otros huesos blandos.

Si ves que no quiere comer prueba a pasar la carne por la plancha vuelta y vuelta o a añadir un poco de caldo o paté a las verduras. Se paciente y anímale a comer, dentro de poco devorará la nueva comida.

Alimentando con dieta natural a cachorros

Introducir la alimentación natural a los más pequeños es mucho más sencillo ya que por naturaleza son muy curiosos en esa etapa de su vida. Aunque tenemos que seguir algunas recomendaciones para hacerlo de manera segura.

En primer lugar respeta como mínimo dos meses de lactancia materna. Una vez el cachorro esté destetado podemos comenzar a ofrecer esta alimentación directamente. Sin embargo, al tener dientes aún pequeños lo ideal es darle todo muy triturado. Tiene que aprender poco a poco.

La carne picada puede ser una excelente opción para iniciar a nuestro cachorro

Por último, recuerda que un cachorro necesita unos porcentajes de comida de hasta el 8% de su peso, por lo que no te preocupes si te parece mucha cantidad. Está en una fase en la que necesita muchos nutrientes para desarrollarse correctamente. Además, intenta ofrecerle unas 4 ó 5 raciones al día e ir disminuyendo según crezca.

¿Cómo usar la dieta natural BARF en perros mayores?

Los beneficios de la dieta barf para perros ancianos son increíbles. Somos muchos los que hemos optado por esta alimentación al final de la vida de nuestro perro y hemos visto cómo su vitalidad aumentaba rápidamente. Aunque debido a sus características debemos adaptar ciertas cosas.

Si el perro mayor tiene problemas de dentadura es posible que tengamos que darle los menús triturados, huesos carnosos incluidos, o prescindir de los huesos como tal. Además tenemos que ser conscientes de que su metabolismo trabaja a un ritmo bajo y que su nivel de actividad física también es bajo, por lo que debemos ajustar las raciones de comida.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí