Alimentos crudos vs cocinados en la dieta BARF

Cuando comenzamos a preparar menús de dieta natural casera para nuestros perros, siempre surge la misma pregunta, ¿crudo o cocinado? ¿Debo hervir o hacer a la plancha alguno de los ingredientes? ¿congelarlo previamente? Y es que aunque las siglas de la dieta BARF o ACBA en castellano responde a Alimentación Cruda Biológicamente Adaptada, a todos nos ha dicho en algún momento que los perros no pueden comer según qué alimentos crudos.

La verdad es que, aunque la idea es acercarnos lo más posible a una dieta que nuestros perros comerían de manera salvaje, sí hay algunos ingredientes que podemos cocinar para facilitar su digestión o bien para hacerlos más atractivos. Veamos en detalle cuales son y qué opciones tenemos con ellos.

¿Debemos cocinar los ingredientes de la dieta BARF?

La respuesta general es que no es necesario, aunque sí podemos encontrar algunos motivos para hacerlo. Así como determinados ingredientes que puede ser beneficioso no darlos crudos a los perros. Entre los motivos por los que podemos plantearnos cocinar los ingredientes están los siguientes:

  • Acabar con bacterias o parásitos que puedan tener. Sin embargo en el caso de la carne se ha demostrado que al someterla a un proceso de congelación esos organismos nocivos se destruyen manteniendo intactos los nutrientes.
  • Eliminar toxinas. Es cierto que si hay gérmenes puede ser una buena idea hervir ese ingrediente. Aunque lo más lógico es buscar ingredientes libres de cualquier toxina.
  • Conservar los alimentos más tiempo. Sin embargo si preparamos y congelamos los menús naturales para ir descongelándose este problema también desaparece.
  • Hacer que se digieran mejor. En este caso hay ingredientes en lo que puede ser beneficioso someterlos a una cocción, como los son las verduras y cereales. También las carnes y pescados (sin huesos ni espinas) son más digeribles si están un poco cocinados.

¿Porqué es malo cocer la ingredientes?

No hay que generalizar y no es negativo hervir o hacer a la plancha todos los ingredientes de un menú de dieta barf. Sin embargo debemos tener en cuenta que determinados nutrientes y componentes de los alimentos pueden verse afectados por el efecto del calor. Perdiendo propiedades y viendo disminuido su valor nutricional.

Te contamos algunos de los efectos que tiene el cocinado sobre determinados nutrientes presentes en los ingredientes de una dieta natural.

  • Muchas vitaminas desaparecen al exponerse al calor. Especialmente las del tipo B y C.
  • Se eliminan las enzimas presentes en los tejidos. Es importante conservar este tipo de proteínas ya que se encargan de que los alimentos se digieran fácilmente además de actuar como antioxidantes.
  • El calor también destruye otro tipo de antioxidantes encargados de ralentizar el envejecimiento celular de tu compañero.
  • Muchas de las proteínas desaparecen o bien se transforman haciendo que no se digieran correctamente.

Por eso debemos valorar si nos interesa o no cocinar un poco las carnes y pescados, antes de dárselos a nuestros perros. La comida será así más digerible y habremos eliminado posibles parásitos y bacterias, pero también habremos disminuido un poco su valor biológico.

preparando-una-ración-de-barf

¿Qué alimentos es mejor ofrecer crudos en la dieta Barf?

La mayoría de los ingredientes presentes en un menú de dieta barf deben ser crudos. Sin embargo tampoco hay que confundir crudo con fresco. Ya que muchos de esos componentes deben congelarse previamente, como ocurre con todos los productos cárnicos y el pescado que añadamos. De este modo nos aseguramos que estamos usando ingredientes seguros sin bacterias ni parásitos.

Estos son los alimentos de una dieta barf / acba que debemos añadir crudos:

  • Huesos carnosos. Debemos ofrecerlos a nuestro perro después de que hayan pasado unos días en el congelador. Sin embargo es muy importante que siempre estén crudos y a temperatura ambiente (nunca los des congelados). Los huesos cocinados son muy peligrosos para nuestro perro ya que se pueden astillar.
  • Carne. Como ocurre con los huesos, también debemos congelarla previamente. Sin embargo, en determinados casos podemos pasar la carne vuelta y vuelta por la plancha o cocerla un poco, y ofrecerla muy poco hecha. Por ejemplo, a animales a los que estemos introduciendo alimentación natural y les cueste comer la carne cruda, perros mayores o enfermos. Ya que puede resultarles más atractiva y digerible.
  • Pescado. De nuevo es importantísimo que pase unos días en el congelador para acabar con los parásitos. Por otro lado, hay algunos pescados que también pueden ofrecerse a la plancha.
  • Frutas. Las frutas, al contrario que ocurre con algunas verduras, son digeridas por nuestros perros perfectamente. No es necesario cocer en ningún caso estos ingredientes, ya que además veremos disminuidas considerablemente sus vitaminas.

¿Qué ingredientes debemos hervir o cocinar?

Queda bastante claro en el nombre que damos a la alimentación natural acba (alimentación cruda biológicamente apropiada), que los alimentos crudos son la base de esta dieta. Sin embargo, hay determinados ingredientes que los perros no digieren igual de bien que otros debido a su naturaleza carnívora.

Se trata principalmente de aquellos alimentos que sus ancestros los lobos no comen de manera natural. Y que por tanto no digieren en su forma original. Estamos hablando principalmente de los siguientes ingredientes:


  • Verduras. La manera más recomendable de presentarlas es hervidas y cortadas en pedazos o machacadas. Los perros pueden digerir algunas hortalizas sin problema, pero no todas. Por lo que al cocinarlas estaremos asegurándonos de que se digieren todas correctamente.
  • Cereales. Los perros no deben comer cereales como norma general. Sin embargo, el arroz es un cereal que sí podemos incluir en su alimentación. Aunque siempre tenemos que hervirlo previamente para que puedan aprovecharse de estos carbohidratos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí