¿Pueden los perros tener Paperas?

Información completa sobre las paperas caninas

Si has notado un crecimiento anormal en la parte inferior de las orejas de tu perro, muy cerca de lo que sería los cachetes y, además, lo notas decaído, puede que estés frente a un caso de paperas en perros. Aunque no lo creas si tu perro ha tenido contacto con una persona que está cursando la enfermedad, este puede contagiarse.

El virus que provoca las paperas en las paperas en las personas es un Paramixovirus, perteneciente a la familia Paramyxoviridae, la misma familia a la que pertenece el virus que ocasiona el Distemper canino o moquillo, muy conocido entre los criadores y adiestradores de perros, por lo que quizás lo hayas oído nombrar más que las paperas en perros.

Aquí encontrarás todo sobre las paperas en perros, las causas, los síntomas y el tratamiento que puedes darle a tu querido peludo para hacerlo sentir mejor.

¿Qué son Paperas?

Las paperas en perros son una inflamación de las glándulas salivales parótidas, tanto en perros como en humanos, por lo que la enfermedad es conocida como parotiditis. Dichas glándulas están ubicadas en la parte inferior de las orejas de tu perro, específicamente en la base del cartílago auricular.

Las glándulas salivales parótidas forman parte de las glándulas salivales mayores en los caninos, estas se componen de 4 pares en conjunto con las submandibulares, las sublinguales y las cigomáticas.

En conjunto las glándulas salivales tienen como función controlar la producción de saliva en la boca y a su vez la producción de amilasa, enzima encargada de descomponer el almidón en glucosa para iniciar la digestión y, que los alimentos sean aprovechados por el organismo del animal. Por lo que es muy probable que tu perro no quiera comer como naturalmente lo hace.

¿A qué edad pueden sufrir de paperas los perros?

La papera en perros puede presentarse a cualquier edad del animal, sin embargo, la inflación de las glándulas salivales puede ser ocasionada por diversas causas y es común que otras enfermedades sean conocidas como paperas en perros cachorros, tal es el caso de la dermatitis granulomatosa estéril juvenil. No obstante, el curso de la enfermedad es diferente a las paperas en perros.

De igual forma, los perros pequeños son más propensos a contagiarse de enfermedades, por lo que es recomendable que no sean expuestos hasta que no se cumpla con su esquema de vacunación. Así mismo, es conveniente que alejes a tu perro de posibles infecciones, sin importar su edad.

Causas de las paperas

Como ya mencionamos la inflamación de las glándulas salivales en perros puede deberse a distintas causas, entre las más comunes se encuentran las siguientes:

  1. Traumatismos ocasionados por la punción de cuerpos extraños o golpes en la zona que pueden ocasionar infección y posterior inflamación en la glándula.
  2. Inflamaciones secundarias ocasionadas por procesos infecciosos o inflamatorios como conducto parotídeo obstruido, faringitis, entre otros.
  3. Enfermedades como el Distemper o moquillo canino también pueden ocasionar la inflamación de las glándulas salivales parotídeas.
  4. Como mencionamos anteriormente la papera en perros pueden contraerse por la trasmisión directa del virus que causa las paperas el Paramixovirus género Rubulavirus de una persona infectada al perro, es bastante raro, pero existen casos.
  5. El virus de las paperas es un virus ARN que se ubica en la saliva, orina, sangre, líquido cefalorraquídeo, entre otros, pudiendo propagarse por contacto directo con algún fluido o por aerosol, en un estornudo.

Síntomas de paperas en perros

En humanos los conocemos como síntomas, ya que la persona puede decir lo que siente, más en los animales dichos síntomas son llamados por los expertos como signos clínicos, que son los que el veterinario o especialista puede notar en la revisión de tu perro o mascota.

El virus se localiza en las glándulas salivales parotídeas, ocasionando inflamación dolorosa al tacto, dando un aspecto de paperas característico tanto en perros como en humanos, además, las paperas en perros pequeños son más notorias a simple vista, debido al tamaño del animal. Aparte de esto el perro demostrará los signos clínicos:

  • Inflamación visible en la parte baja de la oreja.
  • Enrojecimiento de la zona y presencia de pus.
  • Endurecimiento de la zona de ubicación de la glándula.
  • Fiebre.
  • Dolor.
  • Falta de apetito.
  • Decaimiento.
  • Letargia.
  • Pérdida de peso.

La inflamación puede agravarse ocasionando inflamación en las glándulas cercanas (Submandibulares) o el nervio facial, ocasionando parálisis en la cara del animal. Si notas alguno de los signos mencionados en tu perro lo conveniente es que hagas cita con su veterinario lo más rápido posible.

Diagnóstico médico de paperas

Lo primero que debe hacer el médico veterinario tratante es la anamnesis del animal, es decir, le hará a usted o propietario del perro una serie de preguntas que le permitirán llenar la historia clínica del paciente. De esa manera podrá saber el tiempo de inicio de la enfermedad y que pudo haberlo ocasionado, además, de la evolución del proceso inflamatorio.

Lo segundo es la palpación de la zona inflamada, de esta forma el veterinario podrá determinar el estado de gravedad del perro, además, de determinar si realmente la inflamación es de las glándulas salivales parotídeas o de otra zona contigua, así como también si la infección se ha extendido a estructuras cercanas.

La ecografía es otra manera de determinar si la inflamación realmente se ubica en las glándulas salivales y que otros tejidos pueden estar inflamados. Esta permite diferenciar diferentes patologías que pueden ser similares a las paperas en perros.

En lo que el médico veterinario determine con el examen físico y la ecografía que se trata de una inflamación de las glándulas parótidas, procederá a realizar un análisis sanguíneo. Con esto determinará el contaje de leucocitos y determinará si se encuentran en un valor normal o si han disminuido con aumento de linfocitos.

De igual forma podrá evaluar el valor de amilasa en suero, el aumento de esta puede ser debido a la afección de las glándulas salivales, bien sea por una parotiditis o por otra infección. Enfermedades en el páncreas o riñones puede afectar también los valores de amilasa en suero, así como trastornos digestivos.

Para constatar que realmente se trata de paperas en perros, el médico veterinario deberá tomar mientras fluidos como saliva, exudado de la faringe o muestras de la mucosa de la boca, con el objetivo de aislar el virus mediante la técnica de PCR o detectar algún anticuerpo.

¿Cuál es el mejor tratamiento para curar las paperas?

Al ser un virus la papera en perros no tiene un tratamiento específico, en este caso se busca tratar la sintomatología del animal, por ejemplo, si el perro presenta fiebre se le debe administrar un antipirético, para la inflamación el antipirético se puede combinar con un antiinflamatorio.

En caso de deshidratación e inapetencia lo recomendado es aplicar una fluidoterapia intravenosa o subcutánea, dependiendo del grado de deshidratación. La alimentación debe ser en clase de alimentos blandos, con abundante líquido, que puedan ser digeridos con facilidad. En caso de presentarse una infección bacteriana el absceso debe ser drenado en la menor brevedad posible y el veterinario debe indicar un antibiótico.

La infección viral debe pasar en un aproximado de dos semanas, en donde notarás mejoras visibles en tu mascota. Puedes aplicar tratamientos caseros para paperas en perros, pero nunca debes dejar de llevar a tu perro al veterinario para que realice el diagnóstico acertado.

Remedios caseros como la cúrcuma pueden ayudar a aliviar la inflamación de la zona, la curcumina cuenta con propiedades inflamatorias al igual que otras plantas como son la manzanilla o el jengibre. Para ello puedes preparar infusiones e impregnar compresas para colocar tibias en la zona de inflamación.
De igual forma, lo recomendado como ya hemos mencionado es que tu mascota sea evaluada por un especialista, este debe hacer un diagnóstico físico y los exámenes pertinentes para determinar la enfermedad.

Esperamos que este artículo te haya sido de utilidad para tu tranquilidad y para que ayudes a tu querida mascota a sentirse mejor. Te invitamos a revisar nuestros otros artículos médicos y a mantenerte al tanto de lo que tu perro pueda presentar.