¿Se puede cocinar la Dieta BARF o es mejor cruda?

Descubre cómo elaborar la comida BARF de la mejor forma

Existe todo un mundo relacionado con la alimentación BARF para perros y gatos, cientos de recetas, ingredientes recomendados y cantidades adaptadas a cada tipo mascota. Sin embargo, nadie se ha molestado en explicar de forma correcta si es mejor cocinar los ingredientes de la dieta BARF – ACBA o si por contra, hay que administrarlos siempre crudos.

Desde NaturalCan, especialistas en alimentación natural para perros y gatos, queremos mostrarte todos los beneficios e inconvenientes de cocinar los ingredientes de la comida BARF o de servirla completamente cruda, cómo indican los puristas dentro de este estilo de nutrición. Veamos en detalle todos los pros y contras, para que tu mismo puedas decidir en base a tus propios criterios.

Ingredientes de la dieta BARF que se pueden cocinar

A estas alturas todos sabemos que la alimentación natural BARF está compuesta por proteínas de origen animal cómo la carne y el pescado, huesos carnosos, órganos y vísceras animales, frutas y verduras y otros complementos nutricionales cómo los huevos, las algas marinas o probióticos cómo el yogurt.

El conjunto de todos estos ingredientes, en su correcta medida, forman lo que podemos denominar cómo la mejor comida posible para un perro o un gato, la alimentación BARF. Y precisamente sus beneficios frente a los clásicos piensos comerciales, residen en que se administran frescos, sin procesar. Entonces ¿sería beneficioso cocinar los ingredientes de la dieta BARF? o si lo hacemos… ¿estaremos perdiendo la esencia de la misma?.

La respuesta es muy evidente para alguien cómo nosotros con años de experiencia en alimentación natural: Solo algunos ingredientes deben cocinarse previamente, porque aportan más beneficios cocinados que inconvenientes. Así que vamos a repasar qué alimentos podemos cocinar, cómo debemos hacerlo y por qué es beneficioso para nuestro perro o gato que lo hagamos.

Ingredientes que si se pueden cocinar:

  • Carnes
  • Pescados
  • Verduras
  • Legumbres
  • Frutas
  • Cereales
  • Huesos carnosos
  • Complementos nutricionales cómo el huevo

Veamos en detalle por qué es beneficioso cocinar previamente este tipo de alimentos.

¿Es recomendable cocinar la carne y el pescado en la Dieta BARF?

Si, si y si. La mayoría de expertos en dieta BARF recomiendan congelar previamente la carne y el pescado durante algunas semanas, para eliminar posibles parásitos (cómo el anisakis). Luego simplemente hay que descongelarlo y se puede servir a temperatura ambiente. Pero desde nuestra amplia experiencia cómo nutricionistas caninos y felinos, recomendamos encarecidamente cocinar la carne y el pescado antes de servirla.

Además de los parásitos, que obviamente podemos eliminar con el proceso de congelación prolongada, existen multitud de bacterias muy nocivas que están presentes en la mayoría de carnes y pescados. Estas bacterias solo mueren cuando la carne o el pescado es cocinado, por lo que para evitar problemas de salud en nuestro perro o gato, es completamente necesario cocinar la carne y el pescado antes de servirlo.

Ni la carne ni el pescado perderá grandes propiedades nutricionales por cocinarla un poco, por lo que no tiene ningún sentido correr ese enorme riesgo si se da cruda. Además, tanto la carne cómo el pescado son mucho más digeribles para el perro o el gato, si están previamente cocinados. Sus digestiones serán más suaves y aprovecharán mejor los nutrientes. Por lo que es, desde nuestro punto de vista, totalmente absurdo dar la carne o el pescado crudos. Ya que aporta muchos más peligros que beneficios.

¿Cómo se debe cocinar la carne y el pescado en la alimentación natural?

Para evitar la perdida de nutrientes de alto valor biológico, pero eliminar por completo cualquier tipo de bacteria perjudicial para nuestras mascotas, lo ideal es cocinar la carne y el pescado al vapor, a la plancha o cocerlos. Es muy importante hacerlo en su estado natural, si añadir ningún tipo de condimento cómo sal, pimienta, especias o aceites. Aunque si que demos eliminar por completo cualquier hueso (en las carnes) o raspas / espinas (en los pescados). Ya que nunca debemos darle a nuestra mascota huesos ni raspas cocinadas.

Cocinar la carne y el pescado no solo hará que se eliminen las bacterias que pueda contener, también eliminará cualquier tipo de parásito. Así que cocinando la carne o el pescado de la dieta BARF, no es necesario congelarlo previamente, ya que eliminaremos bacterias y parásitos a la vez.

¿Debo cocinar las frutas, verduras, cereales y legumbres de la Dieta BARF?

Solamente podemos servir en su estado puro y crudo, las frutas aptas para perros y gatos. Aunque siempre sin pepitas o hueso (el hueso que contienen en su interior algunas frutas cómo los melocotones). La fruta podemos darla siempre cruda, lavada y cortada en pequeños trozos para evitar atragantamientos. Incluso la podemos batir y hacer puré, ya que mantendrá todas sus propiedades nutricionales.

El sistema digestivo de perros y gatos no está preparado para digerir cereales, verduras y legumbres, así que debemos cocinarlas previamente para que puedan ser beneficiosas para ellos. Si le damos verduras o legumbres sin cocinar a nuestras mascota, lo más probable es que le sienten muy mal y termine con vómitos o diarreas. Por lo que es imprescindible cocinarlas previamente y además, mucho.

Método para cocinar las verduras, cereales y legumbres en la comida ACBA

No importa qué estemos preparando para nuestra mascota, ya que verduras, legumbres y cereales deben ser cocidos en agua para que sean aptos para nuestros perros. Los gatos no deben comer cereales. La forma correcta de hacerlo es poner abundante agua, introducir los ingredientes BARF y cocer durante al menos veinte minutos partir de que comience a hervir. De esta forma los cereales cómo el arroz o la avena, las verduras cómo la zanahoria o el brócoli y las legumbres cómo los garbanzos o lentejas, serán aptos para nuestra mascota. Más digeribles y sencillos de absorber por su sistema digestivo.

¿Por qué no hay que cocinar los Huesos en la Dieta BARF?

Los huesos carnosos son una parte importante de la alimentación BARF, pero nunca deben ser cocinado. Los huesos carnosos son muy sencillos de masticar y de digerir por nuestros perros y gatos. Pero si los cocinamos, se volverán duros, serán mucho más complejos de digerir y además se astillarán con mucha facilidad, pudiendo quedar clavados en la garganta o sistema digestivo. Por eso nunca debemos cocinar ni huesos carnosos ni raspas de pescado en la Dieta BARF.

¿Qué complementos nutricionales si se pueden cocinar?

La mayoría de complementos nutricionales de la dieta BARF pueden darse crudos, sin cocinar. EL yogur, la levadura de cerveza, las algas marinas, el kéfir, el aceite de salmón entre tantos… son alimentos que siempre debemos suministrar crudos, ni ningún tipo de cocinado.

Otros complementos cómo el huevo, deben ser siempre cocinados y sin cáscara. Hay muchos defensores dentro de la dieta BARF que aconsejan dar la cáscara de huevo también, pero es un grave error. Los huevos crudos pueden tener bacterias realmente nocivas cómo la salmonelosis, además de muchos tipos de parásitos. Por eso es muy recomendable cocer los huevos o hacerlos a la plancha (tortilla sin sal ni aceite) antes de servirlos. La cáscara no debemos darla nunca, porque también puede contener bacterias y si la cocinamos, será muy dura y rasgará el sistema digestivo del perro.