Cereales en la Dieta BARF

Información sobre los cereales aptos en alimentación natural

Existe una gran confusión con respecto a si los cereales son buenos o no para la alimentación de un perro o gato. Lo cierto es que solo recomiendo usar un tipo de cereal u siempre, en las cantidades adecuadas.

Se trata del arroz, una gran fuente de carbohidratos que bien cocinado, puede ser digerido por nuestra mascota sin problemas. Y aunque es recomendable usar arroz blanco, también podemos añadir un poco de arroz integral si nuestro perro necesita un poco de fibra.

¿Se puede usar Arroz en la Dieta BARF?

Podríamos decir que el arroz es el mejor cereal que podemos incluir en la dieta natural de un perro. Siempre que se ofrezca previamente hervido, es una fuente de carbohidratos excelente con un índice glucémico alto que proporciona mucha energía a nuestros compañeros de cuatro patas. Aunque por supuesto, eso no quiere decir que podamos basar su alimentación en este cereal, ni mucho menos. Su uso desde limitarse y usarse como complemento en un menú con carne, huesos carnosos, frutas y verduras.

En el caso de perros con problemas de sobrepeso, podemos añadir cereales como el arroz en muy pequeña cantidad para conseguir que se sacien antes. Y por tanto ayudarles a adelgazar sin que se queden con hambre. También es recomendable para dietas de canes con una exigencias energéticas altas o para complementar la alimentación de perros con determinadas enfermedades del sistema digestivo.

Por lo tanto, podemos decir que el arroz no es malo en una dieta natural siempre que no se abuse de él. Además, debido a sus características es recomendable que sea arroz integral y que siempre se ofrezca cocinado previamente.

Propiedades de la Avena en la alimentación natural

Otro de los cereales que podemos incluir en pequeñas cantidades en la dieta natural de nuestros perros es la avena. Aunque recuerda que siempre debe cocerse previamente con agua. Se trata de un cereal rico en fibra, vitaminas, minerales y proteínas de alto valor biológico que aporta muchos beneficios nutricionales.

Entre las ventajas de la avena para perros podemos destacar que tiene capacidades relajantes, por lo que es recomendable para perros nerviosos o con niveles altos de estrés. Además ayuda a que las digestiones sean menos pesadas y al tránsito intestinal gracias a la fibra que aporta. Por último también ayuda a reducir la presencia de grasas como el colesterol y tiene propiedades diuréticas.

Sin embargo, aunque se trate de una buena fuente de fibra no es recomendable añadir avena a la dieta de un perro con diarrea o con enfermedades intestinales. Ya que podría hacer que empeoren.

Opinión sobre el uso de cereales en la Dieta BARF

Los cereales se han convertido en un tema de debate en cuanto a la alimentación de nuestros perros y gatos. Seguro que más de una vez te han dicho ya que los perros no deben comer cereales, incluso en la alimentación con pienso donde se usan en grandes cantidades hay un nuevo movimiento que reivindica los piensos libres de grano. Sin embargo, esto no es una moda pasajera. Sino una manera de acercarnos más a la alimentación natural de nuestros animales y de respetar sus necesidades nutricionales.

Originariamente, los animales carnívoros como los lobos y los grandes felinos no son capaces de asimilar el almidón de los cereales. Por lo tanto, estos ingredientes no se digieren y fermentan en el intestino. Además los carbohidratos terminan almacenándose como grasa o exceso de glucógeno. Provocando inflamación en el sistema digestivo y facilitando la aparición de determinadas enfermedades crónicas. Entre las que podemos encontrar obesidad, diabetes, fallos hepáticos y alergias alimentarias.

Es cierto que nuestros compañeros han evolucionado respecto a sus ancestros y su alimentación ya no es estrictamente carnívora. Los perros han desarrollado una enzima llamada amilasa que permite asimilar el almidón de determinados cereales, pero sólo en cantidades muy pequeñas. Si basamos su alimentación en cereales o los añadimos de manera habitual a su dieta, no será capaz de digerir esas cantidades.

Sin embargo, en el caso de los gatos, la evolución de su sistema digestivo está más cerca de la de los grandes carnívoros. De manera que ellos no son capaces de asimilar los nutrientes de los cereales. Por lo que no se recomienda en absoluto añadir ninguna variedad a su dieta natural.

Conociendo esta información podemos afirmar que nuestros peludos pueden tener una alimentación completa y 100% saludable sin añadir cereales de ningún tipo a su dieta. Sin embargo en el caso de los perros hay determinadas situaciones en las que pueden sernos de ayuda siempre que se usen en pequeñas cantidades. Podemos añadir arroz a la dieta de perros con problemas de obesidad o para aquellos con un nivel de actividad muy alto. Aunque no hay que olvidar que otros cereales como el trigo o el maíz son nutricionalmente inútiles para nuestros perros, ya que no aportan nada a su alimentación.

En cualquier caso, si optamos por añadir algún tipo de cereal a una dieta natural lo más recomendable es que sean integrales en la medida de lo posible y que se cuezan previamente para liberar la mayor cantidad de almidón posible.