Tipos de comederos para perros: ¿Cómo escoger el mejor?

Existen muchos tipos de comederos para peludos y no es tarea sencilla saber cuál es el que se adapta mejor a la necesidad de nuestro perro.

Una buena elección de comedero es garantía de comodidad, mejor digestión y salud.

También te gustará leer: Opiniones sobre Dogfy Diet

¿Cómo elegimos un buen comedero?

Para elegir un buen comedero, tenemos que tener en cuenta varios aspectos. Primeramente, el tamaño del perro. Deberemos adaptar el comedero a su altura para facilitar la ingesta y la digestión.

Para perros grandes necesitaremos comederos de mayor tamaño que estén a su altura; y para perros pequeños, escogeremos comederos más pequeños. Esto nos ayudará a controlar y a cuantificar la comida que come nuestro animal.

Si nuestro perro tiene problema de esófago, como por ejemplo, megaesófago, nuestra recomendación es que coman en alto.

También vamos a tener en cuenta el tamaño del hocico: para perros con hocico largo, se requerirá un cuenco más profundo. Para perros chatos, necesitaremos comederos menos profundos.

¿De qué materiales pueden ser los comederos?

 

Acero inoxidable

Lo mejor es que escojamos un comedero de acero inoxidable, ya que es resistente a la corrosión y al desgaste, evitando que se desprendan partículas que podrían ser tóxicas.

Comederos de plástico

Los comederos de plástico son más económicos y son fáciles de lavar, pero pueden transmitir toxinas al alimento. Además, algunos peludos pueden ser alérgicos a este material.

Comederos de cerámica

Los comederos de cerámica suelen ser más higiénicos. Pero al ser de un material que se rompe con más facilidad, esto también los hace más frágiles.

Tipos de comederos comunes para perros

 

Comederos en cono

Son ideales para perros con orejas largas. Con un comedero de cono, evitamos manchar las orejas y las molestias que les pueden ocasionar para comer o ingerir agua.

Comedero antivoracidad

Es ideal para perros que sufren ansiedad al comer, ya que, gracias a los distintos obstáculos que presentan, se ven obligados a comer más lento, evitando así trastornos digestivos. Además, provocan mayor sensación de saciedad.

Igualmente, si nuestro perro es muy voraz, puede servir que aumentemos las tomas diarias, para que de esta forma no esté tantas horas en ayunas y no tenga sensación de hambre constantemente. También podemos optar por implementar unos horarios de comida, para que su cuerpo aprenda que le toca comer a determinadas horas, disminuyendo la voracidad.

Comederos interactivos

Los comederos interactivos son ideales porque ejercitan su mente a la vez que sirven para controlar su saciedad. Estaríamos hablando de comederos tipo kong, en los que ellos mismos tienen que ganarse su propia comida. También son los comederos ideales para cuando tenemos que irnos de casa un rato.

Para viajar

Estos comederos están hechos principalmente de silicona y son muy prácticos cuando nos vamos de viaje, ya que se pliegan y ocupan poco espacio.

Consideraciones importantes

  • Higiene: es esencial que el comedero se limpie cada vez que el perro coma, para evitar así que se almacenen bacterias.
  • Material: es importante que el material del comedero sea resistente, para evitar que se rompa fácilmente y puedan provocarse roturas que puedan ocasionar lesiones en la cavidad oral de nuestros perros.

NaturalCan

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba