Podenco Canario

Características, temperamento y cuidados para la raza

El Podenco canario es la raza de perro más característica de las Islas Canarias. Tiene un olfato prodigioso que es su punto fuerte, de ahí que sea idóneo para los cazadores. La máxima de que el perro es el mejor amigo del hombre, con él, se cumple a la perfección, ya que es la raza perfecta para hacer compañía en una finca o en casa, pues es dócil, noble y apacible.

Es un perrol que, pese a su físico musculoso, no muestra síntomas de agresividad, es extremadamente fiel para su compañero y lo más llamativo es que desde los tres meses ya está preparado para cazar. Una precocidad que no muchos tienen. Si estás interesado en adoptar un Podenco canario toma nota de sus peculiaridades y de los cuidados que va a necesitar porque es uno de los perros con mejor corazón que podemos encontrar en nuestro camino.

¿Cómo distinguir a un  auténtico Podenco canario?

El Podenco canario es un perro alargado, suele medir de entre 50 y 65 centímetros. Salta a la vista su musculatura, sobre todo en el tren inferior. Son músculos potentes y fibrosos que le convierten en la envidia de todo devorador de gimnasio. El peso medio en los ejemplares adultos es de entre 20 y 25 kilos.

Suele tener un color marrón, parecido al chocolate, pero también marrón claro, casi amarillo. Y en algunos casos va acompañado de unas sorprendentes manchas blancas. No suele tener pelo y lo poco que tienen es liso y muy corto. Sus orejas son grandes y puntiagudas, sobre todo si está en estado de alerta.

Su instinto cazador le llega desde muy pequeño. Hay podencos canarios que con solo tres meses ya demuestran un instinto poco usual. Y es muy curioso como al perseguir a una presa siempre emiten un ladrido muy peculiar, es coroto y repetitivo. Entre los dueños de Podencos canarios es conocido como ‘latido’. ¿Lo has escuchado alguna vez?

¿Cómo es el temperamento del Podenco canario?

Si llegan amigos tuyos a casa, pueden estar tranquilos, porque la raza del Podenco canario pronto se hace amigo de todos los desconocidos. Se adapta a cualquier ambiente y no querrá ser el protagonista de la velada. Bien es cierto que de cachorro es más movido, pero con el paso del tiempo se convierte en un animal más tranquilo por el que no te tendrás que preocupar cuando no lo tienes controlado.

Pero no hay que olvidar que el carácter de un perro siempre dependerá de lo que haya vivido y aprendido en casa. Sus experiencias como cachorro serán fundamentales en su crecimiento. Pronto vas a ver cómo es el mejor socializador, tanto con otros perros como con las personas.

El Podenco canario, el mejor cazando

Si por algo se caracteriza la raza de podenco canario es por su instinto cazador. Es todo un fenómeno. El Podenco canario cuenta con todas las características para estar en el top3 de las razas con mejores condiciones. Su olfato, su oído y su visión son de elogiar, lo que le han convertido en el mejor acompañante para un aficionado a la caza.

En las islas Canarias, tierra donde abundan los conejos, ha sido empleado durante muchas décadas para su captura, gracias a sus excelsos sentidos. Es capaz de detectar a sus presas hasta en el interior de las grietas o cuevas donde se encuentren. Los distintos terrenos no son problema pues se adapta con facilidad, es todo un todo-torreno. Y es el compañero ideal para ir de caza porque por su aguante no se va a quejar. Quizás sea al revés y seas tú quien le acabes pidiendo que te lleve a casa.

¿Suele tener problemas de salud el Podenco canario?

Podemos estar tranquilos porque la salud del Podenco canario suele ser de hierro, aunque como suele pasar con otras razas no está libre de padecer alguna enfermedad. Las más comunes suelen ser:

  1. Displasia de codo y/o de cadera
  2. Epilepsia idiopática
  3. Torsión de estómago