Las mejores razas de perros pequeños

Las razas de perros de talla pequeña son una buena opción para aquellas personas que viven en espacios reducidos; también para quienes están en una gran ciudad y no cuentan con un ambiente adecuado para canes más grandes.

Además, hay otras buenas razones para elegir una de estas variedades. Descubre en este artículo las mejores razas de perros pequeños y sus características ¿Empezamos?

Lhasa Apso, el rey de los perros pequeños

Originarios del Tíbet, estos pequeños guardianes tienen la valentía de un león, aunque creen que tienen el tamaño de un elefante. Tienen una cabeza robusta, el cuerpo alargado y una cola que suelen llevar en alto. Su rasgo más distintivo es un elegante manto que cae en forma de cascada, todo un referente dentro de las razas mini.

Son canes muy leales a su familia, aunque no demuestran demasiada paciencia con las travesuras de los niños pequeños. Con los extraños son naturalmente desconfiados, por lo que la socialización es fundamental. Pese a su tamaño, suelen ser dominantes con otras razas, por lo que no debes perderles de vista durante los paseos. Se adaptan bien a vivir en apartamentos pequeños y pueden pasar tiempo a solas sin desesperarse.

El Coton de Tulear es un perro de raza pequeña, en esta imagen podemos verlo sentado sobre el césped del jardín

Coton de Tulear, pomposo cómo un peluche

Esta raza surgió en la isla de Madagascar. Una leyenda asegura que, tras un naufragio, un grupo de Bichones Malteses llegó nadando a la isla, donde comenzaron a reproducirse. Dentro de las razas de perros pequeños, son pequeños pero robustos, con un pelaje que tiene apariencia de algodón, aunque es más rugoso al tacto. Los colores habituales son el blanco, el gris y tonos champagne.

Estos canes son excelentes perros de compañía, tan inteligentes que adaptan su ritmo a tus necesidades. No tendrán problemas en vivir en casas grandes o en apartamentos pequeños. Son más bien perros “de interior” y tienden a ser amistosos con los desconocidos; también son muy sociables con otras razas y animales. Eso sí, su manto suele ensuciarse con facilidad.

El valiente Bulldog Francés

Es el resultado del cruce entre los Bulldog ingleses y ejemplares franceses de tamaño pequeño. Aparecieron a mediados del siglo XIX y pronto se convirtieron en los preferidos de la clase trabajadora parisina. Tienen un cuerpo rechoncho y compacto, con patas traseras más largas que las delanteras. La cabeza es cuadrada, la cara achatada y sus orejas de murciélago son típicas de la raza.

Son canes muy juguetones y vivaces, que suelen establecer relaciones muy cercanas con quienes los han criado. Su carácter es protector y pueden ser territoriales con otros perros. Debes evitar que pasen mucho tiempo a solas, pues desarrollarán ansiedad por separación. Se sofocan con facilidad y no toleran nada bien el calor.

Pequeño bodeguero andalúz corriendo por la playa

Bodeguero Andaluz, todo un terremoto

Descendientes de los Fox Terrier, son una raza típica del sur de España. En sus orígenes fueron muy utilizados para erradicar a los roedores en almacenes y bodegas de barcos. Poseen un cuerpo ágil y delgado, con una contextura atlética. Tienen un pelaje muy corto y fino; habitualmente son de color blanco con una máscara negra en el rostro.

Dentro de las mejores razas de perros pequeños, estos canes destacan porque son extremadamente activos y necesitan de una atención constante. Son perfectos para niños de todas las edades, pues les encanta jugar. Están en permanente alerta y son muy inteligentes. Se llevan bien con otras razas, aunque pueden perseguir a animales pequeños como gatos o conejos. Por su hiperactividad necesitan varias salidas diarias y una casa con jardín.

Carlino o Puig, el más gracioso de todos

Originarios de China, están relacionados con razas como el Pekinés y el Mastín Tibetano. Con su llegada a Europa en la Edad Media, se convirtieron en uno de los perros favoritos de la realeza gracias a su pequeño tamaño. Tienen una apariencia cuadrada y robusta. Su rasgo más marcado es un rostro lleno de arrugas, con máscara negra y grandes ojos saltones.

Los Carlino tienen una personalidad afectuosa, aunque son un tanto traviesos. Les gusta hacer el payaso para llamar la atención. De carácter tranquilo, son ideales para estar en viviendas pequeñas. Son bastante tercos a la hora del entrenamiento, por lo que deberás mostrarte firme y ser muy paciente. También tienden a ganar peso con facilidad y adoran comer, por lo que es necesario que controles su dieta.

El travieso Corgi Galés

Especialistas en la protección de granjas y en el pastoreo, estos canes de raza de tamaño pequeño tienen una historia de varios siglos en el Reino Unido. Existen dos variedades muy similares: el Cardigan y el Pembroke. Ambos son de talla pequeña, pero de cuerpo robusto, con patas cortas, gruesas y musculosas. Tienen cabeza de zorro, con hocicos finos y orejas grandes y redondeadas.

Son perros leales con su círculo familiar, siendo adecuados para familias con niños grandes o pequeños. Se adaptan a todo tipo de casas, aunque serán más felices si cuentan con un pequeño patio para salir. Son buenos guardianes, pues tienden a desconfiar de los extraños. Aprenden rápido, pero también se aburren con rapidez, por lo que el entrenamiento no debe ser repetitivo. No les gusta pasar mucho tiempo a solas.

Boston Terrier, pequeño y adorable

Descendientes directos de los Bulldog y de los Terrier ingleses, los ejemplares de esta raza heredaron el temperamento inglés. Como su nombre indica son originarios de Boston, en la costa oeste de los EEUU. Tienen una nariz chata y, a diferencia de los bulldogs, su rostro está libre de arrugas. El pelaje blanco y negro se asemeja a un esmoquin, lo que sumado a su carácter amable ha hecho que se ganen fama de caballerosos.

Por lo general son muy amigables con las personas. Son canes indicados para familias con niños pequeños, pero también excelentes compañeros para ancianos que buscan compañía. Debes saber que no son fáciles de educar, debido a su personalidad un tanto terca. Necesitan un trato firme y mucha paciencia para lograr ejemplares bien equilibrados.

El precioso Cairn Terrier

Estos perros de raza pequeña se desarrollaron en la zona norte de Escocia, donde durante siglos ayudaron a los granjeros locales a exterminar a zorros y tejones. Tienen un cuerpo bastante compacto, cubierto de un pelaje áspero abundante y de aspecto rústico. El hocico es fuerte y cuentan con una trufa negra, los ojos son pequeños y las cejas bien espesas.

Los Cairn Terrier demuestran una gran paciencia con los niños y disfrutan mucho jugando con ellos y cuidándolos. Son cariñosos, pero a la vez independientes y con una personalidad algo terca que deberás controlar. Son muy sociables con otros perros, pero no tanto con los gatos. Por otro lado, les encanta cavar hoyos, por lo que tienes que controlar que no intenten escapar por debajo de la valla del jardín.

Fox Terrier jugando con su pelota azul

 

El imparable Fox Terrier

Originarios de las Islas Británicas, su propósito durante varias generaciones fue cazar zorros, considerados una plaga en la región. Su contextura es ágil y compacta, con una cabeza bien cincelada y orejas pequeñas en forma de V. Existen dos variedades: una de pelo corto y duro y otra de pelo largo con textura de alambre.

Son canes pequeño tamaño y temperamento activo y con una fuerte personalidad. A veces –incluso- pueden ser un poco buscapleitos, especialmente con otros perros. No obstante, en el hogar serán muy obedientes y dóciles. Les encanta compartir tiempo con los más pequeños, pues son tan incansables como ellos. Cuentan con un carácter muy curioso y una inteligencia desarrollada. Son grandes deportistas y buenos guardianes.

Basset Hound, el más grande de los pequeños

Estos sabuesos son originarios de Francia (basset significa “bajito”), aunque terminaron de desarrollarse y de popularizarse en el Reino Unido. Tienen un olfato finísimo, solo superado por el perro de San Huberto. Cuentan con patas muy cortas y una espalda larga. Las orejas y el pelaje tricolor en negro, marrón y blanco son otra de sus señas de identidad.

Los Basset Hound son grandes perros domésticos, muy amigables y tranquilos en el hogar. De hecho, son bastante perezosos y en ocasiones deberás obligarles a ejercitarse. Disfrutan mucho con la compañía de otros perros, por lo que son perfectos para hogares con más de un can. Eso sí: tienden a babear mucho y a aullar si se sienten solos, así que es mejor que formen parte del día a día de la familia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí