Características del American Pit Bull Terrier

perro-pitbull-corriendo

Pese a su fama de perros agresivos, los American Pit Bull Terrier son amigables y muy cariñosos con los miembros de su familia. Les encanta ser parte del día a día del hogar y arremolinarse a tu lado para ver la tele, al igual que los ejemplares de muchas otras razas.

Su fidelidad y devoción son otros de los rasgos más marcados de estos canes, considerados violentos de manera injusta en muchas partes del mundo. ¿Quieres saber cómo son en realidad los American Pit Bull Terrier? Sigue leyendo.

¿Cómo es un perro American Pit Bull Terrier?

Los American Pit Bull Terrier tienen un cuerpo musculoso, robusto y de complexión atlética. Vistos de perfil son más largos que altos, con un cuello potente y grueso que se inserta en unos hombros anchos y fuertes. El lomo es corto, ligeramente arqueado, pero de aspecto resistente, mientras que el pecho es profundo y con las costillas bien marcadas. La cola es de inserción baja, de un grosor moderado y llega hasta la altura del corvejón.

El cráneo, rectangular y plano, se presenta menos imponente que el de sus “primos” Amstaff. El hocico es cuadrado y profundo, con unas mandíbulas prominentes de musculatura bien desarrollada. La trufa suele ser ancha y no hay restricciones de color. Los ojos, de forma redondeada y colores oscuros, están bien separados entre sí.

Las orejas son de inserción alta y más bien cortas; suelen llevarlas medio erguidas. Su manto es lustroso y duro. No hay restricción en cuanto a colores ni combinaciones, aunque lo más habitual es ver a ejemplares de pelaje marrón, rojo, gris, negro, negro y blanco o atigrado.

  • Altura: Entre 45 y 53 cm los machos y entre 43 y 50 las hembras.
  • Peso: Oscila entre 16 y 27 kg en el caso de los machos y entre 13 y 23 Kg en las hembras
  • Carácter: Valiente, cariñoso con su familia, muy territorial con otros perros.
  • Pelo: Corto, bien pegado al cuerpo, pueden presentar pliegues en el cuello y en el tórax.
  • Salud: Pueden verse afectados por displasia de cadera, hipotiroidismo, alergias en la piel o condiciones cardíacas.
  • Esperanza de vida: De 12 a 16 años

pitbull-jugando-a-pìllar

Así es el carácter del American Pit Bull Terrier

Un American Pit Bull Terrier que ha sido criado en un entorno amable y que se ha educado con firmeza es un excelente compañero de vida. Bien instruidos desde cachorros, estos canes no serán un peligro para las personas con las que conviva, incluidos los niños.

Su devoción y su cariño hacia los suyos es incomparable. No tienen conciencia de su tamaño ni de su peso, por lo que pueden tirarte al suelo con facilidad durante un juego o sentarse a ver la tele encima de ti como si fuera un perro faldero.

Las personas son el centro de su mundo, por lo que no es buena idea dejarles sin compañía. Un American Pit Bull Terrier con falta de atención puede volverse arisco, destructivo o desarrollar ansiedad por separación. Una buena idea para que se entretenga es dejar a su alcance juguetes resistentes, que no puedan ser tragados, pues adoran masticar todo lo que encuentran.

Muchos consideran que son excelentes perros guardianes, ya que su aspecto intimida, aunque al ser naturalmente sociables pueden pecar de confiados. Con su familia la cosa cambia, pues si sienten que algunos de los suyos están en peligro les protegerá hasta las últimas consecuencias.

Cuando alcanzan su madurez sexual (sobre el año y medio) deben ser controlados de cerca. Esto es necesario porque a esta edad comienzan a marcar su territorio y a querer convertirse en líderes de la manada, algo que puede llevar a comportamientos inadecuados.

Debido a su gran potencia física, deberás reforzar las clases de obediencia desde el primer minuto. La socialización temprana es igual de importante, para que aprenda a relacionarse con otros perros. No obstante, sus instintos territoriales son muy fuertes y es posible que tienda a ser agresivo con otros perros.

Cuidados recomendados para la raza Pitbull

Los perros de esta raza necesitan una hora diaria de ejercicio en forma de juegos compartidos o de largas caminatas, siempre con correa y con bozal para evitar incidentes. Son extremadamente fuertes para su tamaño y pueden arrastrarte con facilidad. Asegúrate de que sepa que tú estás al mando, siempre sin violencia, antes de salir de paseo.

No toleran nada bien el frío y no deben permanecer en el patio o en el jardín mucho tiempo durante el invierno. Para lograr un Pit Bull bien equilibrado debes asegurarte de que forma parte del núcleo familiar. La mejor forma de conseguirlo es que viva dentro de casa como uno más.

Su pelaje es muy sencillo de mantener. Una vez a la semana debes pasarle un cepillo de cerda dura y un paño humedecido con agua tibia para mantener su manto lustroso. Los baños solo serán necesarios cuando esté realmente sucio.

¿Cuál es el origen de la raza American Pit Bull Terrier?

Estos canes descienden de los antiguos Bull Dog ingleses, perros corpulentos y agresivos que en la Edad Media peleaban públicamente contra toros y osos. Tras la prohibición de estas actividades se utilizaron para combates caninos ilegales. A su llegada al Nuevo Mundo, los antiguos Bulldog y sus descendientes más directos, los Staffordshire Bull Terrier, evolucionaron en dos razas separadas, los American Staffordshire por un lado y los American Pit Bull por otro.

En Norteamérica los Pit Bull fueron utilizados como cuidadores de ganado en las granjas, pero también como asistentes para la caza. Durante mucho tiempo la raza se desarrolló privilegiando sus cualidades domésticas, pero a mediados de la década de 1980, cuando resurgió la moda de las peleas ilegales, muchos irresponsables comenzaron a criarlos para ser agresivos. La raza aún no está reconocida por la Asociación Americana de Criadores.

Curiosidades del Pitbull

Pese a su fama de violentos, no es raro encontrar Pit Bulls que conviven en completa armonía con gatos u otros animales pequeños como conejos o hamsters. Igual de infundadas son las versiones que aseguran que los ejemplares de esta raza tienen temperamentos inestables.

Tampoco es verdad la creencia generalizada de que su mandíbula tiene un mecanismo de bloqueo imposible de abrir o que la presión de su mordida es tal que puede partir un hueso con facilidad. De hecho, se han realizado estudios que refutan esta idea.

En España, los American Pit Bull Terrier son canes considerados potencialmente peligrosos (PPP). Por eso, quienes deseen compartir su vida con ejemplares de esta raza deben cumplir ciertos requisitos, entre los que se incluyen no tener antecedentes penales y contar con un seguro de riesgo con una cobertura de hasta 120.000 euros.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí