Border Collie

Características y temperamento de la raza

Es muy probable que hayas oído hablar mucho sobre el Border Collie. No es extraño porque sus excelentes cualidades, físicas y cognitivas, lo convierten en un compañero fiel, disciplinado y sociable que siempre está dispuesto a trabajar y a aprender. De hecho, su deseo de complacer a quien considera digno de su confianza es tal que se desvive por complacerlo.

Ágiles, rápidos y con una capacidad de concentración superior a la media, los Border Collie copan, edición tras edición, los primeros puestos en los certámenes de Agility alrededor del mundo. Sin embargo, no se trata de una raza apta para cualquier amante de los perros. Si deseas descubrir por qué y cómo deberías cuidarlo para potenciar su valía, sigue leyendo.

Border Collie, ¿el perro más inteligente y trabajador?

Desde que el neuropsicólogo Stanley Coren clasificara en 1994 a esta raza como la más inteligente por la cantidad de palabras que era capaz de aprender y por la rapidez con la que lo hacía, se han sucedido los estudios que evidencian lo señalado por Coren. Así, José Antonio Pérez del criadero segoviano Del Caño del Obispo comparte con nosotros su experiencia tras décadas criando y adiestrando Border Collies.

En este tiempo ha podido constatar que estos canes son capaces de identificar entre 200 y 300 palabras con no más de 5 repeticiones cuando la media, en el resto de razas caninas, se sitúa en las 30 o 40 repeticiones. Su ritmo de aprendizaje es insaciable y transcurre equiparable al de un niño de 2 años de edad.

Chaser, el Border Collie poseedor del récord, era capaz de reconocer 1022 juguetes. Al escucharlos, los cogía y se los llevaba a su tutor. Sin embargo, tal y como señala José Antonio Pérez, para potenciar su curiosidad y deseo de aprender resulta indispensable llevar a cabo un correcto adiestramiento, en tiempo y forma.

A partir de los 3 meses de edad, cuando se le separa de su madre y hermanos, es posible comenzar a familiarizar al can con algunas sencillas órdenes como reconocer su nombre, caminar a tu lado, sentarse o levantarse. A partir de los 12 meses estará preparado para asimilar órdenes o trucos más complejos. Para ello, será decisivo plantear las sesiones como un juego y poner en práctica el refuerzo positivo.

Puedes optar por recompensarlo con sus golosinas favoritas, pero también con nuevos juguetes o nuevos espacios en los que pasear y explorar. La socialización, exponerlo a las personas y animales con los que va a convivir, es igualmente necesaria para favorecer la integración del perro y su carácter equilibrado. Deberás ponerlo en práctica entre la tercera y la decimosegunda semana de vida.

Su disposición al trabajo, su capacidad para concentrarse durante horas, su gran memoria y la necesidad de contar con una misión a desempeñar se ven acompañadas de otras cualidades sumamente valiosas para la terapia, por ejemplo, con los autistas. Los Border Collie son muy empáticos, pacientes y saben leer a la perfección el estado de ánimo de quien los acompaña. No cabe duda de que disfrutan de la interacción con los humanos.

En cambio, como perros guía o lazarillos suelen preferirse los ejemplares cruzados con las razas Labrador o Golden Retriever porque los Border Collie puros son demasiado rápidos y efusivos para este tipo de tareas. Igualmente, son muy valorados en las labores de búsqueda y rescate.

Isabel Herrán, miembro del Grupo de Intervención con Perros de Rescate de Madrid, reconoce su valía pese a la aún escasa presencia de esta raza en los grupos de rescate españoles. Así mismo, recalca la necesidad de formarse como tutor para trabajar con ellos. Si deseas acoger un Border Collie en tu casa y eres inexperto en adiestramiento canino o prefieres la vida sedentaria, deberías plantearte otras razas.

Si te gustan los Border Collie, reserva tiempo y espacio a su estimulación

Al tratarse de perros muy activos e inteligentes reclaman grandes dosis de estimulación, física y mental, a diario. No son la mascota idónea para las personas que pasan muchas horas fuera de casa, que no son deportistas o para las que nunca han tenido perro antes. Desatender estas necesidades provoca que el perro traslade su frustración y aburrimiento a un comportamiento desobediente, hiperactivo, destructivo y ruidoso.

Para evitar este tipo de conflictos en vuestra convivencia, bastará con que lo saques a la calle 3 o 4 veces al día, que le procures suficientes juguetes de inteligencia y que disponga de espacio en el que desenvolverse a sus anchas. En opinión de Marco Le Noir del criadero barcelonés Flix´s Farm, los Border Collie son los compañeros ideales para las familias jóvenes con niños pequeños o para las personas con un estilo de vida muy activo y que están acostumbradas a la convivencia con perros.

Dedicar tiempo a diario a dar largos paseos en los que pueda olfatear, interactuar y correr, combinado con ratos de juego compartido en casa será la mejor manera de estimular sus ganas de aprender y de contentarte con sus nuevos logros. Precisamente, permitirle descubrir nuevos rincones en vuestras salidas u obsequiarle con nuevos juguetes contribuirá a aumentar su confianza y obediencia hacia ti.

La estimulación mental debería ser diaria, pero si no es posible, esfuérzate por llevarla a cabo un mínimo de 3 veces por semana. De forma simultánea al ejercicio físico intenso y a la estimulación mental, mediante el juego y los retos, es muy beneficioso para su equilibrio y bienestar que establezcas rutinas. De este modo, el perro ganará en seguridad y tú prevendrás su aburrimiento, o lo que es lo mismo, conductas indeseadas.

Sus cuidados se completan con el cepillado, 3 veces por semana en el caso de los Border de pelo largo y 2 veces en el de los de pelo corto. Una alimentación con predominancia de las proteínas de origen animal y el baño, cada mes y medio, harán posible que su bonito pelo conserve su capa protectora y luzca fuerte y brillante.

Cómo evitar la displasia de cadera en los Border Collie

La popularidad de la raza ha propiciado que en los últimos años se abuse de su cría. La cría indiscriminada ha desencadenado el aumento de las enfermedades hereditarias y de trastornos del comportamiento como la agresividad o las conductas huidizas. Una muestra de las primeras son patologías oftalmológicas como la anomalía del ojo del collie (CEA), la atrofia progresiva de la retina o la microfltamia.

Los Border Collie también presentan cierta predisposición a padecer sordera, cataratas, displasia de cadera o epilepsia. No obstante, poniendo en práctica las recomendación que te hemos proporcionado en el apartado anterior y acudiendo al veterinario cada 6 meses o cuando te percates de un comportamiento insólito en él, será suficiente para que se mantenga sano y vital. De hecho, estos perros pueden alcanzar, de media, los 15-20 años de vida.

Disciplinas como el Agility y el Flyball (el deporte canino rey en EE.UU.) constituyen una opción divertida y efectiva para mantenerlos fuertes y activos. Como curiosidad, merece tu atención que en el país norteamericano se ha gestado una nueva raza fruto del cruce del Border Collie con el Staffordshire Terrier con el único propósito de practicar este deporte.

El resultado final es un perro sumamente inteligente, concentrado, incansable y con un gran instinto de presa que obtiene el primer puesto la mayoría de las veces. En España, el equipo de Agility «La princesa» con Angie a la cabeza, la Border Collie propiedad de Antonio Molina, ha ganado desde 2008 infinidad de pruebas, tanto en la categoría individual como en la de equipos.

Las tribus celtas y el «Collie de la frontera»

Atendiendo a los restos arqueológicos hallados podemos afirmar que esta raza llegó a las islas británicas, concretamente al norte de Escocia, de la mano de las tribus celtas. Del cruce de los perros pastores de los celtas con los autóctonos del Reino Unido vio la luz el Bearded Collie o perro pastor collie del que procede el actual Border Collie.

¿Sabes que collie es un término que proviene del gaélico? Significa ‘útil’. La traducción literal de la raza es ‘collie de la frontera’. Desde su génesis, ha destacado en las labores de pastoreo y custodia del ganado, llegando a hipnotizar a las ovejas con su caminar pausado y su mirada inquisitiva. Su sola presencia es suficiente para organizar los rebaños y mantenerlos unidos, sin necesidad de morderles las patas. Tanto es así que se le considera el mejor perro pastor.