Las pelotas de tenis y los perros

¿Por qué las pelotas de tenis son malas para los perros?

Las pelotas de tenis son un juguete muy atractivo para los perros, sin embargo, no deben ser consideradas un juguete para nuestras mascotas. Las pelotas de tenis son un juguete peligroso, debido a que su material daña su dentadura. ¿Tu perro ha jugado o juega con pelotas de tenis? ¡Evita que lo siga haciendo!

¿De qué están hechas las pelotas de tenis?

Este tipo de pelota está elaborada con caucho y tienen aire en su núcleo, lo cual permite que reboten con facilidad. Sin duda, una cualidad que llama poderosamente la atención del perro. Por fuera, le colocan pegamento y el fieltro de color amarillo común de esas pelotas.

Hasta este momento parece ser una pelota inofensiva, pero aparte de todo lo anterior, el problema es que, está cubierta con fibra de vidrio. Esta fibra es la que daña la dentadura del perro.

¿Por qué son peligrosas las pelotas de tenis para los perros?

Las pelotas de tenis afectan la dentadura del perro de una manera importante y muy grave, puesto a que, con el tiempo, van limando sus dientes. La fibra de vidrio que las recubre, la cual hace que las pelotas sean resistentes, provoca un efecto “lija” en sus dientes.

Por lo tanto, que los perros jueguen con estas pelotas, hará que se desgasten sus dientes con el pasar del tiempo. La fibra también puede alojarse entre los dientes del perro, lo que puede provocar que sus encías se inflamen. Además, el fieltro amarillo que las cubre, normalmente se ensucia mucho y eso es malo para su organismo.

Si un perro juega con una pelota de tenis un par de veces no pasa nada, pero si es algo recurrente, es donde sus dientes pueden limarse considerablemente. El peligro del uso de las pelotas de tenis, está en que los perros jueguen con ellas mucho tiempo y en todo momento.

Para los perros que son grandes, las pelotas de tenis pueden ser peligrosas por la alta probabilidad de asfixia, sobre todo; cuando al perro le gusta morder cualquier cosa.

Pelotas con las que un perro si puede jugar

En muchos hogares con perros tienen entre sus juguetes pelotas para su diversión; y entre esos, puede encontrarse una pelota de tenis. De ser así, es importante no seguir usándolas y optar por otras alternativas igual de divertidas; y que no son peligrosas para el perro.

Hay muchas pelotas en el mercado diseñadas especialmente para perros; por lo que siempre es importante saber cuáles son. El objetivo, es que el perro se divierta y no corra ningún peligro al jugar con algo tan inofensivo como una pelota.

Antes de elegir la mejor pelota para tu perro, es importante tomar en cuenta que debe ser más grande que su boca, para evitar que el juego se convierta en algo peligroso por asfixia.
Algunas alternativas a las pelotas de tenis, son:

  • Pelotas con una cuerda: Son pelotas elaboradas con caucho natural. La cuerda es ajustable y pueden ser de diferentes tamaños.
  • Pelotas con luz LED: Estas pelotas son muy divertidas para ellos, debido a que, al lanzarlas y tocar el piso, se iluminan automáticamente. Son de goma muy resistente e ideales para perros grandes y medianos.
  •  Pelotas para morder (mordedoras): Estas pelotas tienen diseños diferentes y originales, con agujeros que asemejan a un panel de abeja. Son muy flexibles y resisten mucho.
  • Pelotas con sonidos (pelotas tipo tenis): Son unas pelotas divertidas gracias al sonido que emiten. Tienen un forro de fieltro que no es áspero para sus dientes.
  • Kong Ball: Otra excelente opción es la llamada pelota “indestructible” para perros, la Kong Ball. Se trata de una pelota diseñada de caucho natural, altamente resistente. Es una pelota flexible, pero muy duradera. Es ideal para perros que juegan agresivamente, debido a que es resistente a las perforaciones de sus dientes.

Factores importantes antes de elegir una pelota para tu perro

Una pelota para un perro debe ser del tamaño ideal, de un material resistente, y que no sea peligrosa para ellos.

Su tamaño:

Debe ser una pelota adecuada al tamaño del perro. Nunca más pequeña que su boca, debido a que podrían asfixiarse fácilmente. Debe tener un tamaño medio para que el perro pueda tomarla con su boca, pero no tragársela.

Tipo de material:

El tipo de material de la pelota depende mucho del perro, más que todo, de su mordida. Si es un perro que tiene la mordida poderosa, necesitará una pelota muy resistente. No obstante, lo más recomendable es que sean pelotas elaboradas con caucho, o algo parecido.

Su durabilidad:

La resistencia y durabilidad de la pelota es muy importante. Si el perro al jugar es tranquilo, puede elegirse una pelota blanda, pero si es todo lo opuesto; es necesario que sea una pelota muy resistente. Así, el perro tendrá asegurado muchos días de juego y diversión.