Frutas & Verduras

Brócoli

El brócoli es una de las verduras preferidas de muchos perros, con la gran ventaja de que es muy nutritivo. Aunque, como todo, tiene su parte negativa. No debe darse en exceso ya que puede dar gases y dolor de estómago. Sin embargo, en las dosis justas supone un aporte fundamental de vitaminas y minerales.

Esta verdura es muy rica en vitaminas de distintos tipos, especialmente A, C, E y K. Teniendo por tanto efectos positivos sobre el corazón y los huesos, además de reforzar el sistema inmune y favorecer un pelaje sano entre muchas otras cosas. Por otro lado sus poderes antioxidantes son imprescindibles para una salud cardiovascular fuerte y un organismo libre de tumores.

Por último hay que señalar que el brócoli es muy positivo para perros con problemas de anemia gracias a su contenido en hierro. Así como para perros diabéticos. Aunque por supuesto, las propiedades de esta verdura son recomendables para todo tipo de animales en cualquier etapa de su vida.

brocoli

Calabaza

Gracias a su sabor dulce la calabaza suele gustar tanto a perros como a gatos, por lo que es bastante sencillo incluirla en las dietas naturales. Es una verdura muy rica en vitaminas y minerales y con unas propiedades muy interesantes para la salud de nuestros compañeros de cuatro patas. Además, su bajo contenido en grasas, azúcares y carbohidratos hace que sea un ingrediente perfecto para animales con sobrepeso.

La composición de este vegetal ayuda a fortalecer el sistema inmunológico, mientras que su aporte de fibras es tremendamente beneficioso para el sistema digestivo. La calabaza tiene un gran poder para estimular el tránsito intestinal y evitar el estreñimiento. De hecho en el caso de los gatos, se trata de un gran ingrediente que ayuda a eliminar bolas de pelo y a estabilizar cuadros tanto de diarrea como de estreñimiento.

Lo único que hay que cuidar con la calabaza es la manera en la que la ofrecemos. Ya que cruda es bastante difícil de digerir, por lo que lo más recomendable es hervirla o cocinarla al horno para después incluirla en pedazos o puré.

calabaza

Zanahoria

La zanahoria puede añadirse a cualquier dieta natural sin problema e incluso usarla como premio para sustituir snacks menos saludables. Ya que su textura y sabor hace que los perros tengan especial predilección por esta hortaliza. Además, su nutrientes garantizan un buen estado de salud general y un sistema inmune fuerte.

Entre los componentes de la zanahoria encontramos vitamina A, vitaminas del tipo B, C y K, carotenos y antioxidantes. Todos muy beneficiosos para la piel, el pelaje e incluso los ojos de nuestros perros y gatos. Pero eso no es todo. Ofrecida cruda es un gran aliado para limpiar los dientes gracias a su textura y un complemento perfecto para perros con problemas de sobrepeso o ansiedad por la comida.

Es un ingrediente especialmente recomendado para perros con problemas de dermatitis o en épocas de muda de pelo. Y aunque puede darse cruda cuando la usamos como premio, es recomendable cocerla previamente para incluirla en el menú ya que de este modo se asimilan mejor sus nutrientes.

zanahorias

Espinacas

Este vegetal es muy beneficioso tanto para perros como para gatos gracias a su valor nutricional. Por otro lado las espinacas son un gran aporte de fibra que favorece el ritmo intestinal y ayuda a una buena salud digestiva cuando las añadimos a las dietas naturales. Sus componentes incluyen hierro, calcio y betacaroteno, lo que las sitúa como una de las mejores verduras en una dieta natural. Además, su aporte de vitaminas A, B, C y K ayudan a un buen estado de salud general. Ya que benefician a distintas partes del organismo y promueven un buen desarrollo óseo. Por otro lado, las espinacas contienen luteina, un antioxidante muy beneficioso para la visión y el buen estado de la retina.

Por lo tanto esta verdura es muy recomendable para cachorros y perros en crecimiento gracias a su gran aporte al desarrollo del organismo. Pero también para perros adultos o geriátricos por la protección que ofrece frente a la aparición de cataratas. Puede ofrecerse espinacas crudas, rehogadas o con un pequeño hervor.

espinacas

Calabacín

El calabacín es una de las verduras más fáciles de conseguir durante todo el año, por lo que es perfecta para añadir a la dieta natural de nuestros perros y gatos. Por otro lado, conserva muy bien sus propiedades aunque se cocine, así que es perfecto para perros a los que les cueste más comer la verdura. Ya que puede hacerse puré sin miedo a que pierda sus nutrientes.

Esta hortaliza es rica en potasio, calcio y vitamina A. Estos componentes favorecen la salud renal, mejoran el rendimiento cardiovascular y fortalecen los huesos entre otros beneficios. Por lo tanto, aunque es recomendable para perros y gatos en cualquier momento de su vida. Es cierto que es aconsejable especialmente para animales con problemas en los riñones como insuficiencias renales. Y aquellos que estén afectados por enfermedades del corazón.

Sus beneficios, disponibilidad y precio hacen que el calabacín sea una buena opción tanto para perros como gatos en todas las etapas de su vida.

calabacín

Plátano

Los plátanos o bananas son una fruta con un aporte nutricional muy elevado para nuestros compañeros de cuatro patas. Esta fruta además puede ofrecerse en la dieta cruda, aunque no es recomendable añadir al menú plátanos demasiado maduros por la cantidad de azúcar que puede aportar. Sin embargo, esos mismo fructooligosacáridos en la medida correcta son fundamentales para el desarrollo de bacterias saludables responsables de cuidar el intestino de perros y gatos.

Además, esta fruta también ayuda a prevenir problemas cardiovasculares y a reforzar el sistema inmune gracias a su concentración de vitaminas B6 y C. Y si hay algo por lo que son famosos los plátanos es por el potasio. Un componente que interviene en el desarrollo óseo y que compensa desórdenes estomacales como la diarrea, además de participar en el desarrollo neuromuscular. Aunque siempre sin abusar, ya que un exceso de este nutriente puede provocar todo lo contrario.

Por lo tanto, aunque puede usarlo en cualquier momento. No olvides añadir plátano a la dieta natural de tu peludo cuando tenga problemas gastrointestinales. Así como en momentos del año en los que quieras reforzar las defensas.

plátano

Manzana

La manzana es cualquiera de sus variedades es una gran opción si estás buscando fruta para añadir a la dieta natural de tu perro o gato. Además de ser una gran fuente de fibra y de tener unas propiedades fantásticas, resulta muy sabrosa para nuestros compañeros. Por lo que es raro que no guste. Sin embargo, debes tener cuidado siempre con retirar el corazón de la manzana. Ya que las semillas de su interior contienen cianuro y pueden ser tóxicas.

Su composición rica en vitamina C, A, carotenoides y ácido fólico hacen que mejore considerablemente el pelaje. Mientras que sus propiedades antioxidantes y el potasio ayudan a tener un sistema nervioso saludable y un buen estado en general. Reforzado por la presencia de fósforo, manganeso y calcio.

Por otro lado, gracias a su alto contenido en agua es recomendable para perros con problemas de obesidad o problemas renales. Además hay que señalar que es extremadamente raro que la manzana provoque alergias, por lo que es recomendable para perros con intolerancias alimentarias.

manzana

Pera

Como ocurre con la manzana, la pera también es muy recomendable en la dieta natural de perros y gatos. Además de tener otras cosas en común con esta fruta, como su alto contenido en agua y la necesidad de retirar el corazón con las pepitas antes de incluirla en la comida. Sin embargo, quitando eso, la pera es una fruta perfecta apta para perros y gatos en cualquier momento.

Las vitaminas y la fibra son una parte fundamental de la pera con muchos beneficios para nuestros peludos. Además, tienen un índice glucémico bajo que ayuda a estabilizar los niveles de glucosa en sangre. Por lo que son recomendables para perros o gatos con problemas de diabetes.

Su alto contenido en agua también las hace perfectas como complemento a la carne en los meses más calurosos del verano. Ya que permiten que perros y gatos se mantengan correctamente hidratados.

peras

Melocotón

Los melocotones suelen gustar mucho a perros de todos los tamaños. Y con razón. No solo su sabor es bueno, sino que sus componentes son extremadamente beneficiosos para su salud. El aporte de vitaminas y aminoácidos de estas frutas son muy importantes para un correcto funcionamiento del organismo. 

Aunque siempre hay que tener cuidado de retirar el hueso del interior, ya que puede ser muy peligroso en caso de ser ingerido. También es recomendable pelarlo, al menos las primeras veces que se lo ofrezcamos a nuestro perro o gato. Ya que la piel velluda de esta fruta puede causar reacciones alérgicas.

melocotón

Melón

El melón es otra de las frutas que más agrada a nuestros compañeros de cuatro patas. Es además un complemento perfecto en las dietas de verano gracias a la cantidad de agua que contiene. Lo que hace que nuestro perro se mantenga correctamente hidratado en los días de más calor. 

Además su capacidad antioxidante y como refuerzo del sistema inmune lo convierten en una fruta ideal para perros y gatos. El ácido fólico y las vitaminas que contiene el melón hacen también que esta fruta sea especialmente nutritiva. Aportando múltiples beneficios al organismo de nuestro peludos. 

Sin embargo, es muy importante administrarlo correctamente, ya que es recomendable retirar las semillas que se encuentran en el interior del melón así como la corteza. De lo contrario esta fruta puede ser especialmente indigesta. Por lo demás debe servirse simplemente cortada en trozos acordes al tamaño del perro o el gato.

melón