Complementos nutricionales

Huevos

Los huevos son uno de los complementos más completos que podemos dar a nuestros animales siempre que se los ofrezcamos enteros. No importa si se trata de huevos de gallina o de cualquier otro ave, aunque lo más común es que sean de gallina. Los mismo que tomamos los humanos.

Se trata de un complemento muy nutritivo para la dieta tanto de perros como de gatos. Ya que contienen muchos ácidos grasos esenciales, vitamina B12, A, hierro y selenio. Las cáscaras son una fuente de calcio fantástica, además de tener magnesio, fósforo, potasio y sodio.

Es recomendable suministrar huevos crudos todas las semanas, aunque la cantidad dependerá del tamaño del animal. Para gatos lo ideal es uno, igual que para perros pequeños. Dos en el caso de perros medianos y tres para los grandes. Recuerda dárselos abiertos para pueda comérselos fácilmente.

huevos

Yogur

El yogur es otro de los alimentos que tenemos en casa y que pueden complementar la dieta natural de nuestro compañero a la perfección. Especialmente en momentos de diarrea, si hay estreñimiento o para fortalecer la flora intestinal tras la toma de antibióticos. Esto se debe fundamentalmente a que el yogur es un excelente probiótico natural gracias a las bacterias de ácido láctico que contiene.

Por otro lado, también es una buena fuente de calcio, potasio magnesio, fósforo, sodio y proteínas. Así como vitaminas que favorecen el desarrollo correcto y el crecimiento de nuestro compañero igual que el nuestro. Sin embargo no todos los yogures valen.

Es importante que solo incluyas en la dieta de tu compañero yogures sin azúcar y sin lactosa. Los más recomendables son los griegos y están prohibidos los de sabores o aquellos que estén azucarados. Ya que en lugar de estar potenciando su salud estaremos causándole más problemas. En el caso de perros grandes puedes darle hasta 3 a la semana, para los pequeños sin embargo puedes repartirlos en varias raciones.

yogur

Levadura de cerveza

Este complemento nutricional tiene muchos beneficios especialmente para la piel y el pelo de nuestros perros. Aunque también es un buen repelente de parásitos, ya que cambia el olor de la sangre haciéndola menos atractiva para pulgas y garrapatas. Pero eso no es todo.

Estamos ante un ingrediente rico en minerales, vitaminas del grupo B y fósforo. Además se trata de un complemento que puede encontrarse fácilmente en cualquier herbolario. Sin embargo es importante tener en cuenta que no debe darse nunca en exceso, ya que puede causar diarreas. Por otro lado, conviene saber que los perros epilépticos no pueden tomar levadura de cerveza y que es un alimento sensible para perros con alergias.

Se puede ofrecer tanto a gatos como a perros. Además suele gustar mucho a los primeros, por lo que puede usarse para hacer el cambio de pienso a dieta natural. En el caso de los canes no deben darse más de tres cucharillas de café a la semana, una en el de los gatos.

levadura-de-cerveza

Aceite de salmón

Seguro que ya has oído hablar de las maravillas del aceite de este pescado gracias a la alta concentración de ácidos grasos Omega 3 y 6 que tiene, además de antioxidantes. Mucha gente usa este complemento en la alimentación de su perro pensando en el brillo que aporta al pelaje del animal. Pero los beneficios de este aceite van mucho más allá.

Estos ácidos grasos ayudan a tener una salud perfecta, además de proteger el sistema circulatorio y el corazón de nuestros compañeros y prevenir de problemas oculares o hepáticos. Se trata por tanto de un complemento nutricional que no debería faltar en una dieta barf.

Además podemos añadir el aceite de salmón una vez al día o al menos un día sí un día no para disfrutar de sus beneficios. Respecto a la dosis, podemos guiarnos por la medida de 1 gramo por cada 5 kilos de peso. Aunque si observamos que las deposiciones de nuestro compañero tienen un aspecto aceitoso es un indicativo de que debemos bajar la dosis.

aceite-de-pescado

Kefir

De nuevo estamos hablando de un probiótico natural muy fácil de encontrar y con unos beneficios muy importantes en la flora intestinal de perros y gatos. Se trata de un fermento que se obtiene de la leche o el agua con azúcar y que está compuesto por bacterias que tienen unos efectos muy positivos en la salud tanto de nuestros animales como en la nuestra.

Además de estas bacterias buenas que ayudan a regenerar la flora intestinal, el kéfir es muy rico en vitaminas del grupo B, A, D y K y minerales. Sus propiedades se han usado a lo largo de los siglos para tratar enfermedades del sistema digestivo, por lo que es muy recomendable para animales que sufran de Salmonella o E. Coli.

A pesar de sus fantásticos efectos sobre el organismo de perros y gatos es conveniente comenzar a introducirlo paulatinamente en la dieta natural. Comenzando por muy poca cantidad para ir aumentando poco a poco hasta llegar a una cucharada de café por cada 10 kilos de peso aproximadamente.

kefir

Orégano

Puede sonar extraño dar esta especia a nuestros perros ya que los humanos la consumimos fundamentalmente por su sabor. Sin embargo esta planta aromática tiene efectos beneficiosos como complemento nutricional. Lo que más destaca es su efecto fungicida, ayudando a mantener libre de hongos a nuestro perro en cualquier parte de su cuerpo u organismo.

Pero también cuenta con propiedades anti inflamatorias a nivel hepático o del páncreas. Así como efectos positivos en el sistema digestivo. Sin embargo, no debemos abusar de esta hierba, ya que puede tener efectos nocivos en la salud si se usa en exceso.

Se puede espolvorear un poco la comida como si se trata de un condimento, pero no se deben añadir grandes dosis como cucharadas enteras. Podemos hacerlo como parte de su dieta en días alternos o bien usarlo en épocas de mayor incidencias con hongos durante los meses de primavera y otoño.

orégano

Algas marinas

Las algas marinas se han puesto muy de moda últimamente gracias a las increíbles propiedades que tienen. Y a su impacto positivo en la salud, no solo de los perros o gatos, sino de toda la familia. Es probable incluso que hayas oído hablar de la spirulina, una de las algas con mejores efectos y una mayor concentración de nutrientes.

Estos vegetales marinos son muy ricos en minerales, oligoelementos, vitaminas y proteínas, además de ser una fuente muy buena de yodo, zinc y cobre. Su efectos se notan sobre todo en el sistema digestivo, a nivel óseo, en la piel y en el tiroides. Aunque es importante señalar que no debemos abusar ya que un exceso de yodo puede ser perjudicial para la salud de nuestro compañero.

Podemos añadir algas a la dieta natural una vez por semana, una cucharada sopera para perros grandes y una pequeña para perros con menos peso y gatos. Se pueden comprar secas, trituradas o hidratadas, aunque lo más sencillo es comprarlas molidas en un herbolario.

espirulina