Carnes & Pescados

Sardinas & Boquerones

Las sardinas son un pescado excelente para ofrecer a nuestros perros o gatos. Una de las principales ventajas es su tamaño, ya que en la mayoría de las ocasiones podremos ofrecerlo entero en la comida sin que las espinas supongan un riesgo para nuestro compañero. Además tanto las sardinas como los boquerones son muy fáciles de conseguir y su precio es más que asequible.

Se trata además de un pescado azul, por lo que es una excelente fuente de ácidos grasos esenciales Omega 3 y Omega 6 entre muchos otros nutrientes. Además las sardinas contienen gran cantidad de vitaminas del grupo B y hierro, fundamentales para un correcto desarrollo de perros y gatos en cualquier momento de su vida.

Este tipo de pescado no solo proporciona un extra de energía gracias a su aporte nutricional, sino que los ácidos grasos ayudan a mantener y mejorar el estado general de la salud y del pelaje y la piel en particular. Se trata por tanto de un pescado que no debemos olvidar en los menús semanales de nuestros compañeros peludos.

sardinas

Salmón

El salmón es un pescado increíblemente rico a nivel nutricional para tu perro y gato, sin embargo es muy importante tomar algunas precauciones antes de ofrecerlo. Aunque como normal general siempre se recomienda ofrecer los alimentos crudos, en el caso del salmón es todo lo contrario. Puede contener un parásito que puede llegar a ser mortal, pero que se elimina a altas temperaturas por lo que siempre hay que cocinar el salmón.

A parte de esta advertencia, todo lo relacionado con el salmón es muy saludable y 100% recomendable. Es un pescado rico en Omega 3, grasas saludables y proteínas. Además de magnesio, potasio, zinc, vitamina A, D y vitaminas del grupo B. 

Los aceites Omega 3 del salmón son los responsables de mantener un sistema inmunológico fuerte y una piel y pelaje sanos. Pero no solo eso, también son beneficiosos para las articulaciones, por lo que es especialmente recomendable para perros mayores con problemas de movilidad. Y aunque parezca contradictorio, también es un pescado muy recomendable para cachorros, ya que también es una fuente de DHA fundamental para el correcto desarrollo de los más pequeños.

salmon

Atún

El atún es otro de los pescados más recomendables para añadir a la dieta A.C.B.A. de nuestros peludos. Sea crudo o en conserva, los beneficios que ofrece son indudables ofrecido en su justa medida. Además, es un pescado que suele gustar especialmente a los perros, por lo que es habitual que lo coman encantados desde el primer día. En este caso, dado el tamaño de las espinas, lo mejor es ofrecerlo deshuesado.

Entre sus beneficios encontramos un gran aporte de vitaminas del grupo B como B3, B6 y B12 esenciales para el funcionamiento correcto del organismo de perros y gatos. Además es una fuente de selenio, magnesio, fósforo, potasio y ácidos grasos Omega 3. Estos últimos muy beneficiosos para la salud cardiovascular de nuestros compañeros de cuatro patas.

La única precaución que debemos tener con el atún es moderarse en su uso. Ya que es un tipo de pescado que contiene bastante mercurio y sodio por lo que puede ser perjudicial si se come en grandes cantidades o muy a menudo.

atún

Merluza

Dentro de los pescados blancos, la merluza es uno de los más recomendados. No solo por su aporte nutricional, sino también por los beneficios que ofrece a otros niveles. Así es un pescado muy indicado para animales que necesiten bajar de peso sin descuidar para nada su alimentación. Además, otra de las ventajas de la merluza es que se trata de un alimento muy común, por lo que podemos encontrarlo durante todo el año en la pescadería.

Es una fuente muy importante de vitaminas del grupo B, especialmente de B3, B6 y B12, además de vitamina A y minerales esenciales para el desarrollo. Como el calcio y el fósforo. Por lo que la ingesta de merluza es recomendable en toda la vida del perro o el gato, desde cachorros hasta ancianos. durante todo el año en la pescadería.

De hecho, ese aporte de calcio es muy beneficioso para la prevención de problemas óseos como la artrosis o la osteoporosis. Y en el caso de animales que ya sufran estas patologías, se recomienda para ralentizar su desarrollo.

merluza

Bacalao

El bacalao como la merluza pertenece al grupo de los pescados blancos, por lo que tiene menos grasas y es perfecto si lo que quieres es mantener el peso de tu perro o gato. E incluso si quieres ayudarle a bajar de peso sin hacerle sufrir con la comida. El aporte calórico del bacalao es muy bajo comparado con otros alimentos por lo que es perfecto para perros con problemas de obesidad.

Uno de los aspectos más conocidos de uso de este pescado en la alimentación de perros y gatos es el aceite de hígado de bacalao. Un ingrediente perfecto gracias a su composición rica en vitaminas A y D que ayuda a fortalecer el sistema inmunológico, la formación de los huesos y los músculos y un correcto funcionamiento de los sentidos. 

Sin embargo, tenemos que ser conscientes de que esas cantidades elevadas de vitaminas se encuentran solo en el hígado. Por lo que si queremos aprovecharlo debemos incluir esa parte del pescado en la comida de nuestro perro o gato.

bacalao

Pollo

La carne de pollo pertenece al grupo de las denominadas carnes blancas. Se trata de una fuente de proteínas de muy buena calidad y con un aporte muy bajo de grasas. Por lo que esta carne se recomienda especialmente para perros con poca actividad física o dietas pensadas para reducir el peso de nuestro perro o gato. Además de tratarse de un ingrediente muy fácil de encontrar en cualquier momento del año y a un precio muy económico.

Otro de los componentes de la carne de pollo es el triptófano un elemento que tiene efectos antidepresivos en los seres vivos y que por tanto es fundamental para una vida equilibrada. Por otro lado, su contenido en vitaminas del tipo B ayudan a un buen desarrollo neuronal y a reforzar el sistema inmune.

Sin embargo, la carne de ave tiene por lo general un bajo contenido en hierro por lo que es recomendable alternarla con carnes rojas para mantener al 100% la salud de nuestros compañeros.

pollo

Conejo

Otra de las carnes que no debe faltar en una alimentación balanceada es la de conejo. Esta carne gusta especialmente a los gatos, aunque puede costar un poco más a algunos perros por tener un sabor más fuerte. Sin embargo, sus beneficios son tantos que merece la pena insistir. En primer lugar es la opción perfecta para animales con intolerancias alimentarias, ya que es muy raro que cause reacciones alérgicas.

Por otro lado es una carne muy rica en hierro, selenio, potasio, zinc y vitaminas E, B3, B6 y B12. Esta composición hace que sea perfecta para fortalecer el sistema inmune, tener un buen desarrollo muscular y una piel y pelaje sanos. Además de garantizar una buena digestión y tener un bajo contenido en grasa.

Como ocurre con el pollo esta carne aporta pocas calorías a la dieta por lo que es muy recomendable para perros o gatos con problemas de sobrepeso.

conejo

Ternera

La carne de ternera es sin duda una de las más sabrosas y la favorita de muchos de nuestros compañeros de cuatro patas. Entre sus beneficios encontramos el alto contenido en hierro, indispensable para un buen funcionamiento a todos los niveles y escaso en otras carnes como las blancas. Pero la ternera aporta mucho más.

Una de sus principales ventajas y por la que no debe faltar en una dieta natural para perros o gatos es la presencia de zinc en grandes cantidades. Este componente tiene múltiples funciones, pero entre las más importantes destacan facilitar la asimilación de la insulina, reforzar el sistema inmunitario y ayudar a metabolizar las proteínas. 

Es muy recomendable por tanto el consumo de esta carne roja para perros convalecientes o con mucho gasto energético, ya que la carne de ternera ayuda contra la fatiga y aporta un extra de energía.

ternera

Cerdo

La carne de cerdo es perfecta para animales muy activos o momentos en los que nuestros compañeros están haciendo grandes esfuerzos. Esto se debe a la presencia alta de vitamina B1 que transforma la glucosa en energía muscular. Aunque por supuesto, también puede estar presente en dietas de perros con poca actividad siempre que no sea en grandes cantidades.

Es una fuente importante de proteínas y minerales como hierro, zinc, fósforo y sodio. Además de contener ácido oleico responsable de mantener el colesterol a raya. Por lo tanto esta carne ayuda a un correcto desarrollo muscular en todas las etapas del crecimiento. 

Unido a los niveles altos de hierro que facilitan un buen estado de salud general, hacen que la carne de cerdo sea indicada para cualquier momento del desarrollo de nuestros compañeros. Desde cachorros a adultos.

cerdo

Pavo

La carne de pavo puede parecer similar al pollo, sin embargo tiene unas peculiaridades que la hacen muy diferente. En primer lugar hay que señalar que tiene un sabor más fuerte, por lo que puede no gustar a ciertos animales o bien todo lo contrario. En cualquier caso es una carne con unos grandes poderes nutricionales gracias a su baja composición en grasas saturadas y alta en ácidos grasos esenciales y proteínas.

Esta carne tiene también un efecto detox en el organismo que ayuda a eliminar los residuos químicos por efecto de la vitamina B3 o Niacina. Además de ser muy beneficiosa para el crecimiento de nuestros compañeros. Lo que combinado con el aporte de minerales como el magnesio, el hierro y el potasio hace que ayude a un buen estado general.

Por último es importante señalar que la carne de este ave favorece el sistema nervioso y ayuda a estabilizar la glucosa en sangre, por lo que puede ser especialmente beneficiosa en determinados momentos. 

pavo