Inicio Blog

Mejoras notables al utilizar dieta BARF

dos-perros-sanos-jugando

Ofrecer ingredientes frescos y de calidad a nuestro perro en una dieta ACBA no se puede comparar con ningún otro tipo de alimento. Afecta a la salud del perro en todos los niveles, desde un mejor estado de ánimo a cambios sustanciales en su sistema inmunitario.

Te contamos todas las mejoras que la alimentación natural ofrece a nuestros perros. Para que puedas valorarlos y sobre todo, apreciarlos a los pocos días de haber comenzado con una alimentación a base de productos naturales.

Aumento de la energía y vitalidad

Al utilizar ingredientes naturales estamos aportando las proteínas y nutrientes exactos que necesitan en su vida diaria. Además de ser fuentes de aporte nutricional totalmente fiables y mucho más asimilables que los que podemos encontrar en los piensos comerciales.

Mejora del manto

El pelo se vuelve más fuerte y brillante gracias a los ácidos grasos omega 3 y 6 que aportamos con una dieta mucho más sana. Verás que los cambios de pelaje en las estaciones son menos agresivos y sobre todo que el manto se vuelve más abundante.

Prevención de patologías cardiovasculares

Evitamos grasas innecesarias conservando un corazón sano durante más tiempo. Igual que ocurre con los humanos, el abuso de ciertas grasas presentes en los alimentos procesados van haciendo mella en el sistema circulatorio. Sin embargo las grasas presentes en los ingredientes naturales son de fácil asimilación evitando este tipo de problemas.

Dientes limpios y fuertes

Eliminamos el sarro y el mal aliento gracias a la masticación de huesos. La mayoría de personas que comienzan con una dieta natural no se sienten cómodas dando huesos crudos a sus perros. Sin embargo, debemos pensar que es algo totalmente natural para ellos y para lo que están preparados. Además nos ahorraremos limpiezas bucales y problemas asociados a la presencia excesiva de sarro por una mala alimentación.

perro-sano-sobre-la-hierba

Reducción del olor corporal

La alimentación natural utiliza ingredientes frescos y de calidad, eliminando las toxinas, saborizantes y conservantes del pienso. Ingredientes “extra” que hacen más atractivas las croquetas pero que no aportan ningún valor nutricional a nuestros perros. Además de provocarles mal olor corporal y mal aliento.

Aumento del apetito gracias a la variedad, sabores y texturas diferentes

Esto es algo totalmente normal. Imagina que comes siempre el mismo plato día tras día, tus comidas serán de los más aburridas. Sin embargo, una dieta variada utilizando ingredientes con distintos sabores motiva a tu perro y potencia su lado explorador.

Disminución de la cantidad de heces

No solo se reducen en número y volumen, sino que además son mucho menos olorosas. Ya que, al contrario de lo que ocurre con los piensos, la mayoría de ingredientes se asimilan por el organismo.

Mejora del sistema inmune

Al eliminar los químicos y alimentos procesados aumentan las defensas por lo que conseguimos perros libres de enfermedades y con una vida más larga. Además, los ácidos grasos omega 3 y 6 que encontramos en muchos de los ingredientes naturales hacen que el estado general de salud aumente.

Se evitan otras patologías asociadas al uso de pienso como alergias, obesidad o trastornos digestivos.

Y sin duda, el mejor beneficio: Será feliz

Tu perro será mucho más feliz. Está demostrado que los perros alimentados con dieta natural tienen un estado de ánimo general mucho mejor. Además de estar más motivados a la hora de comer los ingredientes frescos hacen que estén mucho más activos ya que las fuentes de los nutrientes son 100% aprovechables.

perro-enfermo-descansando-sobre-la-alfombra

Dieta BARF para perros alérgicos o enfermos

No cabe duda de que la dieta natural tiene múltiples beneficios para nuestros peludos, independientemente de su edad o actividad. Pero es especialmente interesante para aquellos perros que tengan intolerancias alimentarias o problemas de salud específicos. Ya que podemos crear menús que ayuden a mejorar su salud evitando aquellos alimentos que puedan ser perjudiciales.

En el caso de perros alérgicos hay que señalar que en muchas ocasiones estas alergias son consecuencia del pienso con el que se alimentan y de un abuso de alimentos procesados. Por lo que con una dieta natural pueden desaparecer. No solo gracias a la eliminación de determinados ingredientes de su menú. Sino también gracias a los beneficios que la dieta natural tiene en el sistema digestivo.

Por otro lado, la alimentación natural es recomendable para paliar los efectos de determinadas enfermedades. Así por ejemplo, la dieta barf para perros con cálculos de orina ha resultado especialmente beneficiosa. Gracias a su alto contenido en humedad y la calidad de los ingredientes. Si tienes un animal enfermo no dudes en pedir consejo a un nutricionista canino sobre la mejor dieta natural específica.

Desventajas de la alimentación natural

Aunque la dieta acba para perros parece que solo tiene ventajas, hay que tener cuidado con algunos aspectos de la alimentación para evitar posibles problemas. Siguiendo estos consejos conseguirás que todo sean beneficios:

  • Utiliza siempre alimentos de buena calidad y en buen estado.
  • Respeta las proporciones de alimentos recomendadas para que la dieta sea equilibrada.
  • Congela la carne y el pescado para evitar bacterias y parásitos.
  • Nunca ofrezcas huesos cocinados a tu perro.
  • Introduce la dieta BARF de manera gradual.

Cómo introducir la dieta BARF en la alimentación de un perro

ingredientes-para-una-receta-barf

Si ya tienes claros todos los beneficios que aporta la alimentación natural para tu perro o gato. Es el momento de que comiences a ver por ti mismo los cambios a mejor que una dieta barf va a aportar a la vida de tu mejor amigo.

Comenzar a usar la dieta barf supone todo un cambio, no solo de costumbres, sino también de mentalidad. Te contamos cómo hacerlo para que resulte sencillo tanto para ti como para tu perro.

Consejos para introducir la dieta barf

Hay muchas maneras de hacer un cambio de alimentación. Sin embargo, nuestra experiencia ha sido mejor siguiendo ciertas pautas que te contamos a continuación:

  • Haz el cambio de un día para otro. Si tu compañero está sano es mejor cambiar de comida de golpe ya que los piensos para perros se digieren a otro ritmo diferente al de la comida natural. Por lo que mezclarlos puede ocasionar trastornos digestivos. Aunque si tu perro tiene problemas de salud puedes hacer una transición controlada espaciando las comidas. Sin mezclar nunca comida natural con el pienso.
  • Retira el pienso unas 24 horas antes de comenzar. Es recomendable hacerlo para tener un tracto intestinal vacío y que acoja la comida con ganas. Sin embargo, si estamos hablando de un animal convaleciente, mayor o cachorro, entonces no debes aplicar este consejo.
  • Comienza por una carne fácil de digerir. Intenta dar durante el primer mes carne de pollo o pescado blanco para que su estómago se acostumbre poco a poco. Aunque es importante la variedad, comienza a cambiar una vez pasen las primeras semanas.
  • Ten paciencia. No todos los perros aceptan igual un cambio de dieta y como nosotros tienen preferencia por algunas cosas. Si no come a la primera o no sabe cómo hacerlo ayúdale y supervisa cómo lo hace, especialmente cuando coma huesos carnosos las primeras veces.
  • Cocina un poco la carne. Pasar por la plancha o hervir un poco la carne o el pescado (sin huesos ni raspas), hará que desprenda un olor mucho más apetecible para nuestro perro. Además, será más sencilla de digerir.

Perro-comiendo-alimentación-natural-barf

¿Cómo dar dieta barf a perros adultos?

Para comenzar con la alimentación natural BARF con un perro adulto sano, empieza retirando el pienso durante un día y luego ofrece un menú de carne cruda o poco cocinada con frutas y verduras. Recuerda comenzar por fuentes de proteína suaves como el pollo o el pescado.

La introducción de los huesos carnosos crudos, sin embargo, debemos hacerla con cuidado. Ya que es probable que no sepa cómo enfrentarse a ellos. Te recomendamos sujetarlo con la mano las primeras veces para evitar que los trague enteros. Así como comenzar por carcasas de pollo u otros huesos blandos.

Si ves que no quiere comer prueba a pasar la carne por la plancha vuelta y vuelta o a añadir un poco de caldo o paté a las verduras. Se paciente y anímale a comer, dentro de poco devorará la nueva comida.

Alimentando con dieta natural a cachorros

Introducir la alimentación natural a los más pequeños es mucho más sencillo ya que por naturaleza son muy curiosos en esa etapa de su vida. Aunque tenemos que seguir algunas recomendaciones para hacerlo de manera segura.

En primer lugar respeta como mínimo dos meses de lactancia materna. Una vez el cachorro esté destetado podemos comenzar a ofrecer esta alimentación directamente. Sin embargo, al tener dientes aún pequeños lo ideal es darle todo muy triturado. Tiene que aprender poco a poco.

La carne picada puede ser una excelente opción para iniciar a nuestro cachorro

Por último, recuerda que un cachorro necesita unos porcentajes de comida de hasta el 8% de su peso, por lo que no te preocupes si te parece mucha cantidad. Está en una fase en la que necesita muchos nutrientes para desarrollarse correctamente. Además, intenta ofrecerle unas 4 ó 5 raciones al día e ir disminuyendo según crezca.

¿Cómo usar la dieta natural BARF en perros mayores?

Los beneficios de la dieta barf para perros ancianos son increíbles. Somos muchos los que hemos optado por esta alimentación al final de la vida de nuestro perro y hemos visto cómo su vitalidad aumentaba rápidamente. Aunque debido a sus características debemos adaptar ciertas cosas.

Si el perro mayor tiene problemas de dentadura es posible que tengamos que darle los menús triturados, huesos carnosos incluidos, o prescindir de los huesos como tal. Además tenemos que ser conscientes de que su metabolismo trabaja a un ritmo bajo y que su nivel de actividad física también es bajo, por lo que debemos ajustar las raciones de comida.

Alimentos crudos vs cocinados en la dieta BARF

carne-a-la-plancha

Cuando comenzamos a preparar menús de dieta natural casera para nuestros perros, siempre surge la misma pregunta, ¿crudo o cocinado? ¿Debo hervir o hacer a la plancha alguno de los ingredientes? ¿congelarlo previamente? Y es que aunque las siglas de la dieta BARF o ACBA en castellano responde a Alimentación Cruda Biológicamente Adaptada, a todos nos ha dicho en algún momento que los perros no pueden comer según qué alimentos crudos.

La verdad es que, aunque la idea es acercarnos lo más posible a una dieta que nuestros perros comerían de manera salvaje, sí hay algunos ingredientes que podemos cocinar para facilitar su digestión o bien para hacerlos más atractivos. Veamos en detalle cuales son y qué opciones tenemos con ellos.

¿Debemos cocinar los ingredientes de la dieta BARF?

La respuesta general es que no es necesario, aunque sí podemos encontrar algunos motivos para hacerlo. Así como determinados ingredientes que puede ser beneficioso no darlos crudos a los perros. Entre los motivos por los que podemos plantearnos cocinar los ingredientes están los siguientes:

  • Acabar con bacterias o parásitos que puedan tener. Sin embargo en el caso de la carne se ha demostrado que al someterla a un proceso de congelación esos organismos nocivos se destruyen manteniendo intactos los nutrientes.
  • Eliminar toxinas. Es cierto que si hay gérmenes puede ser una buena idea hervir ese ingrediente. Aunque lo más lógico es buscar ingredientes libres de cualquier toxina.
  • Conservar los alimentos más tiempo. Sin embargo si preparamos y congelamos los menús naturales para ir descongelándose este problema también desaparece.
  • Hacer que se digieran mejor. En este caso hay ingredientes en lo que puede ser beneficioso someterlos a una cocción, como los son las verduras y cereales. También las carnes y pescados (sin huesos ni espinas) son más digeribles si están un poco cocinados.

¿Porqué es malo cocer la ingredientes?

No hay que generalizar y no es negativo hervir o hacer a la plancha todos los ingredientes de un menú de dieta barf. Sin embargo debemos tener en cuenta que determinados nutrientes y componentes de los alimentos pueden verse afectados por el efecto del calor. Perdiendo propiedades y viendo disminuido su valor nutricional.

Te contamos algunos de los efectos que tiene el cocinado sobre determinados nutrientes presentes en los ingredientes de una dieta natural.

  • Muchas vitaminas desaparecen al exponerse al calor. Especialmente las del tipo B y C.
  • Se eliminan las enzimas presentes en los tejidos. Es importante conservar este tipo de proteínas ya que se encargan de que los alimentos se digieran fácilmente además de actuar como antioxidantes.
  • El calor también destruye otro tipo de antioxidantes encargados de ralentizar el envejecimiento celular de tu compañero.
  • Muchas de las proteínas desaparecen o bien se transforman haciendo que no se digieran correctamente.

Por eso debemos valorar si nos interesa o no cocinar un poco las carnes y pescados, antes de dárselos a nuestros perros. La comida será así más digerible y habremos eliminado posibles parásitos y bacterias, pero también habremos disminuido un poco su valor biológico.

preparando-una-ración-de-barf

¿Qué alimentos es mejor ofrecer crudos en la dieta Barf?

La mayoría de los ingredientes presentes en un menú de dieta barf deben ser crudos. Sin embargo tampoco hay que confundir crudo con fresco. Ya que muchos de esos componentes deben congelarse previamente, como ocurre con todos los productos cárnicos y el pescado que añadamos. De este modo nos aseguramos que estamos usando ingredientes seguros sin bacterias ni parásitos.

Estos son los alimentos de una dieta barf / acba que debemos añadir crudos:

  • Huesos carnosos. Debemos ofrecerlos a nuestro perro después de que hayan pasado unos días en el congelador. Sin embargo es muy importante que siempre estén crudos y a temperatura ambiente (nunca los des congelados). Los huesos cocinados son muy peligrosos para nuestro perro ya que se pueden astillar.
  • Carne. Como ocurre con los huesos, también debemos congelarla previamente. Sin embargo, en determinados casos podemos pasar la carne vuelta y vuelta por la plancha o cocerla un poco, y ofrecerla muy poco hecha. Por ejemplo, a animales a los que estemos introduciendo alimentación natural y les cueste comer la carne cruda, perros mayores o enfermos. Ya que puede resultarles más atractiva y digerible.
  • Pescado. De nuevo es importantísimo que pase unos días en el congelador para acabar con los parásitos. Por otro lado, hay algunos pescados que también pueden ofrecerse a la plancha.
  • Frutas. Las frutas, al contrario que ocurre con algunas verduras, son digeridas por nuestros perros perfectamente. No es necesario cocer en ningún caso estos ingredientes, ya que además veremos disminuidas considerablemente sus vitaminas.

¿Qué ingredientes debemos hervir o cocinar?

Queda bastante claro en el nombre que damos a la alimentación natural acba (alimentación cruda biológicamente apropiada), que los alimentos crudos son la base de esta dieta. Sin embargo, hay determinados ingredientes que los perros no digieren igual de bien que otros debido a su naturaleza carnívora.

Se trata principalmente de aquellos alimentos que sus ancestros los lobos no comen de manera natural. Y que por tanto no digieren en su forma original. Estamos hablando principalmente de los siguientes ingredientes:


  • Verduras. La manera más recomendable de presentarlas es hervidas y cortadas en pedazos o machacadas. Los perros pueden digerir algunas hortalizas sin problema, pero no todas. Por lo que al cocinarlas estaremos asegurándonos de que se digieren todas correctamente.
  • Cereales. Los perros no deben comer cereales como norma general. Sin embargo, el arroz es un cereal que sí podemos incluir en su alimentación. Aunque siempre tenemos que hervirlo previamente para que puedan aprovecharse de estos carbohidratos.

Pruebas

https://www.booking.com/hotel/es/casa-grande-la-almuina.en.html?aid=2072676&no_rooms=1&group_adults=2